Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 marzo 2007

Por la vía de urgencia, en lectura única y gracias a una modificación legal aprobada en diciembre, la Junta de Castilla y León, del PP, tramita una ley para construir la Ciudad del Medio Ambiente en Soria. Se trata de un complejo con 800 chalés y un parque empresarial en terreno protegido. Al tramitarlo como ley, la Junta evita un posible parón judicial como el que sufrió en las Navas del Marqués (Ávila), ya que sólo el Tribunal Constitucional podrá revocarla. La urbanización se aprobará en el pleno regional del miércoles, el último de la legislatura, gracias a la mayoría absoluta del PP. Otros polémicos planes urbanísticos, como la estación de esquí de San Glorio, seguirán el mismo camino.

LA NORMA SORTEA A LOS JUECES

Una ordenación “peculiar”
La Guardia Civil despliega 200 agentes contra los delitos urbanísticos
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Blogs que enlazan aquí
Las cigüeñas sobrevuelan el Soto de Garray. Sobre una antigua casa de la Guerra Civil han construido sus nidos. Un poco más allá, los antiguos meandros del Duero aparecen cubiertos por abedules y sauces. Los únicos habitantes de este soto fluvial son las vacas que pastan a su antojo. No se ven pero también hay tejones, nutrias, garduñas y gatos monteses. En los árboles anidan garcillas, águilas pescadoras, águilas perdiceras, milanos reales, milanos negros… Es, según la Sociedad Española de Ornitología, el lugar de Soria donde se pueden observar más cantidad y variedad de pájaros.

La Junta de Castilla y León, del PP, tiene planes para este enclave, clasificado suelo de especial protección natural: quiere construir 800 chalés, un parque industrial, dos torres de oficinas y un centro hípico en 562 hectáreas junto al Duero que pretende “ejemplificar una nueva manera de asentamiento habitacional en armonía con el medio ambiente”. Allí vivirán más de 3.000 personas. La Junta, en una ley que ha enviado al Parlamento regional, la define como “un espacio singular” para “conservar y poner en valor un paisaje natural tan relevante”. Se llamará Ciudad del Medio Ambiente.

El consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, defendió ayer el proyecto: “Va a hacer que la gente se quede en Soria porque gracias a él se ubicarán empresas en la zona vinculadas a este futuro, el medio ambiente”.

Pelotazo con buenas formas
La oposición y los ecologistas no lo ven igual. El PSOE denuncia que se trata de un pelotazo con buenas formas, envuelto en la defensa del medio ambiente. “Es la Junta contra todo el mundo. Nadie apoya esta urbanización salvo el PP”, afirma el secretario provincial del PSOE y diputado regional, Carlos Martínez. El Colegio de Arquitectos, entre otros, ha criticado el lugar elegido.

Más allá de la polémica, lo excepcional es el procedimiento elegido: en vez de tramitarlo como cualquier plan urbanístico, la Junta ha elegido convertir el proyecto en ley, en una operación que lleva meses fraguando. El 18 de diciembre pasado, el Boletín Oficial de Castilla y León publicaba una aparentemente nimia modificación de la Ley de Ordenación del Territorio de Castilla y León. La Junta cambió un artículo de la norma para tramitar como ley “los planes o proyectos regionales de excepcional relevancia para el desarrollo social o económico”.

Menos de un mes después, el Consejo de Gobierno aprobaba la ley de la Ciudad del Medio Ambiente. Las Cortes le darán el visto bueno definitivo el miércoles, por la vía de urgencia, sin enmiendas, en el último punto del último pleno de la legislatura. La mayoría absoluta del PP (48 procuradores frente a 32 del PSOE) le concederá en ese trámite todas las licencias ambientales y urbanísticas, por lo que el proyecto ya no necesitará el visto bueno de los municipios afectados, Garray y Soria, donde el pleno municipal se opone. Los vecinos se encuentran divididos. Como denuncia Ecologistas en Acción, con la ley, ningún ciudadano, colectivo ecologista o propietario afectado podrá recurrir la urbanización. Las leyes pueden ser recurridas ante el Tribunal Constitucional por los grupos parlamentarios (con firmas de al menos 50 diputados), el Defensor del Pueblo o el Gobierno.

La Junta de Castilla y León evita así un posible revés judicial como el de Las Navas del Marques (Ávila). Allí impulsó una urbanización similar en terreno especialmente protegido y el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la anuló en octubre pasado. Ahora el fiscal pide imputar, entre otros, al director de Medio Natural de la Junta por permitir la recalificación. La Ciudad del Medio Ambiente será inalcanzable para los jueces.

Fernández Carriedo afirma que la tramitación en las Cortes da más transparencia: “Es una garantía adicional. Añade un paso más que hace que haya más participación y que los grupos parlamentarios puedan opinar”. Además, admite que a la Ciudad del Medio Ambiente le pueden seguir proyectos como la polémica estación de esquí de San Glorio, proyectada en un Parque Natural.

El PSOE asegura que recurrirá al Tribunal Constitucional la Ciudad del Medio Ambiente, pero para cuando haya sentencia, en unos años, puede que las cigüeñas de Garray convivan ya con los edificios.

LA NORMA SORTEA A LOS JUECES
El Gobierno regional defiende que la “Ciudad del Medio Ambiente conserva y pone en valor un paisaje natural tan relevante” como es la ribera del DueroLos ecologistas denuncian que la Junta de Castillay León pretende evitar con la ley un revés judicial como el que sufrió en Las Navas del MarquésSólo el Constitucional, tras recurso de 50 senadores o diputados, podrá paralizar la construcción de 800 chalés y hoteles en terreno protegido de SoriaLa mayoría absoluta del PP aprobará el miércolesen las Cortes autonómicas todas las licencias urbanísticas y ambientales necesarias para el complejo

Anuncios

Read Full Post »

Las víctimas urbanas
:: Miércoles, 10 de Mayo de 2006 :: España/Escándalos :: :: Tags: , , ::
Por Carmen Blasco, Francisco J. Martínez y Matilde Alonso, arquitectos y profesores de Urbanismo en la Universidad Politécnica de Valencia (EL PAÍS, 10/05/06):
A la memoria de Juan Pecourt García.
En los últimos meses ha habido dos noticias que han acaparado las portadas de muchos diarios, las tertulias de muchas emisoras de radio y los debates televisivos. Nos referimos en concreto al alto el fuego indefinido de la banda terrorista ETA y al desenmascaramiento en Marbella de una de las grandes tramas de corrupción urbanística de España. En el primer caso, están claras las partes, se celebra por todos el cese de la violencia y se abren nuevos caminos para alcanzar una solución definitiva en la que las víctimas deben jugar un papel importante, por no decir decisivo. En el segundo caso, la cosa no está tan clara, sobre todo porque no están bien identificadas las partes. La corrupción urbanística, hasta la fecha, está solo asumida en los medios de comunicación y en la ciudadanía como un delito económico, equivalente al que estafa a otra persona, realiza chanchullos en un banco o miente en su declaración de la renta, con todas las escalas de gravedad que uno quiera aplicar. Sin embargo, la corrupción urbanística no es solo un delito económico puesto que tiene su materialización en un objeto tangible y público como es la ciudad o el territorio, dependiendo de la gravedad de la infracción. El Urbanismo, al menos para los que creemos en él, es algo más que una actividad económica puesto que tiene como fin crear elementos físicos de uso ciudadano, público o privado: calles, plazas, viviendas y equipamientos, es decir, crea ciudad. Por tanto, la consecuencia de la gangrena de la corrupción no es sólo un aprovechamiento monetario, sino lo que es mucho más grave, la creación de una ciudad enferma en un territorio en continua metástasis…..

Read Full Post »

PALABRAS DE NORMAN BIRNBAUM

Teoría de cuerdas en la Casa Blanca
:: Lunes, 12 de Marzo de 2007 :: Europa/Política Exterior :: Internacional/Países :: :: Tags: , ::
Por Norman Birnbaum, profesor emérito en la Facultad de Derecho de Georgetown, y autor, entre otros libros, de Después del progreso. Traducción de Jesús Cuéllar (EL PAÍS, 12/03/07):
No se suele atribuir a George Bush una atención muy atenta a la física contemporánea, pero sí parece haber aprendido algo de los teóricos de cuerdas, cuyas ideas no son fáciles de resumir. Sin embargo, sí presentan un elemento fundamental: creen en la existencia de universos paralelos (por desgracia, no nos dan ninguna orientación sobre cómo abandonar este desgraciado universo). El presidente Bush ha extraído paralelismos políticos de sus ideas.
En el ámbito interno sigue comportándose como si viviéramos en un país que carece de la Constitución de Estados Unidos. No hay duda de que muchos jueces están de acuerdo. Según acaba de fallar un tribunal, la concesión de derechos a los extranjeros secuestrados pondría en peligro “secretos” oficiales. La defensa que hace la judicatura del poder ilimitado del Estado ensalza la imagen que de sí mismo tiene Bush como alguien “decisivo”. El presidente sigue enfrentándose a la opinión pública, y también al rechazo de la guerra de Irak por parte de la oposición demócrata y por un creciente número de republicanos. Se ha burlado de esa oposición por su renuencia a poner fin a la presencia estadounidense en Irak retirando la financiación a las fuerzas invasoras. Es cierto que la oposición está dividida y que es incapaz de presentar una alternativa coherente. El senador Obama, su héroe actual, durante una charla para el lobby israelí en la que refrendó la más flagrante de sus falsedades, abogó por una presencia indefinida, aunque reducida, de EE UU en Irak. Quizá sea la oposición la que, con su idea de una sociedad estadounidense abierta a las alternativas y capaz de arrancarse los mitos y las realidades imperiales, esté en un universo paralelo e irreal. ¿Acaso Bush es el único realista que tenemos delante?
Está claro que en Europa ha demostrado más habilidad que sus críticos, que ven en el acuerdo entre EE UU y Corea del Norte una demostración de la nueva flexibilidad estadounidense, prescindiendo del hecho de que los demás países implicados (China, Japón, Rusia y Corea del Sur) rechazaron abiertamente el liderazgo norteamericano. Europa tiene su propia gama de universos paralelos. La opinión pública de la mayoría de los países se muestra enormemente crítica con la ideología y la práctica del dominio estadounidense. Multitud de académicos, burócratas, periodistas y políticos, con un conocimiento considerable de EE UU, coinciden con ella. Sin embargo, ante las exigencias estadounidenses, la mayoría de los Gobiernos europeos carece de capacidad e incluso de voluntad de resistencia. Blair ha convertido el Reino Unido en el Estado 51 de la Unión, pero no está claro que su supuesto sucesor, Brown, vaya a ser más independiente. La canciller alemana Merkel es demasiado astuta como para arriesgar su carrera política con un franco sometimiento, de manera que lo practica indirectamente. Además, la contiene la firmeza diplomática del ministro de Asuntos Exteriores socialdemócrata Steinmeier. Merkel no creció en Europa Occidental sino en la Oriental, donde la virtud de Estados Unidos radicaba en ser la antítesis imaginaria de la opresión soviética. Los checos y los polacos sufren la misma distorsión. Chirac viene siendo coherentemente incoherente, pero el compromiso de Sarkozy con EE UU y la insistencia de Royal en la autonomía europea están sobre el tapete en unas elecciones muy abiertas. En los últimos tiempos, aparte de Steinmeier y de Moratinos, ningún dirigente europeo se ha mostrado dispuesto a reconocer lo evidente: que la OTAN es un instrumento de la política exterior estadounidense y que los intereses de sus miembros son totalmente secundarios. Sin una política específicamente europea y con fuerzas militares insuficientes, los europeos responden impotentes a las iniciativas de EE UU, que van desde los planes de colocación de misiles en Europa Oriental hasta la desesperada campaña militar en Afganistán. Su apoyo a la campaña estadounidense contra Irán es abyecta e irresponsable.
Para fortalecer a sus aliados y sirvientes en Europa, la Casa Blanca ha proclamado una nueva flexibilidad en Oriente Próximo (sin tardar en explicar a sus propios partidarios que sólo es cuestión de relaciones públicas). Ha aceptado participar en la conferencia de seguridad sobre Irak, pero insistiendo en discutir con Irán y Siria sólo cuestiones que afecten al país ocupado, aunque es prácticamente imposible hacer compartimentos estancos de los complejos problemas de la zona. El Pentágono, los departamentos que organizan acciones encubiertas, los unilateralistas y sus aliados, los triunfalistas cristianos y los amigos de Israel mantienen su alianza. Pueden estar seguros de que los europeos no sugerirán que, además del hipotético arsenal de Irán, se hable del patente arsenal nuclear israelí.
Con un Gobierno alemán dividido, unas transiciones inminentes en Francia y el Reino Unido, una incertidumbre extrema en Italia y unos europeos orientales que, tras cambiar de bando, están revitalizando la Guerra Fría, Estados Unidos puede neutralizar sin problemas lo que de oposición queda en Europa. Al Departamento de Estado se le ha encomendado la representación de una racionalidad estadounidense que no se puede encontrar en ningún otro lugar del Gobierno. Poco a poco, se está consiguiendo que los europeos acepten los presupuestos más irracionales de EE UU: la primacía de la “guerra contra el terror”, los peligros del “extremismo” islámico y la necesidad de sacrificar los derechos civiles y humanos a la movilización por la “supervivencia”. Son premisas que no permiten reconocer ni la singularidad de otras naciones y pueblos ni la posibilidad de nuevas alianzas geopolíticas y socioeconómicas. Su aceptación por parte de los europeos, aunque sea a regañadientes, socava realmente la oposición dentro de Estados Unidos a la arrogancia y la incompetencia imperiales. Cuando los mundos paralelos coinciden con el mundo real, todos estamos en peligro de desaparecer en un enorme e histórico agujero negro.

Read Full Post »

Por Camilo Nogueira (LA VOZ DE GALICIA, 28/06/06):
PARA a visión tópica do Estado español, asumida polas elites galegas, Galiza é un país esencialmente atrasado e pobre, que sobrevive grazas aos subsidios do Poder central. Unha rexión excéntrica; montañenta, neboenta, chuviosa. Un país sen historia. O galego, unha lingua minoritaria, da aldea.
Non resulta posíbel superar definitivamente esa visión negativa sen un exercicio político e cultural de autoestima, pensando a Galiza desde si mesma, asumindo a nosa responsabilidade como nación. De facérmolo non se tomaría o atraso económico como parte esencial do país: veríase como consecuencia de decisións políticas e circunstancias históricas desgrazadas, todas superábeis. A evolución da sociedade galega de rural e vilega a industrial e urbana, mostra por si mesma a irrealidade desa tan interesada como pitoña ideoloxía. A crise demográfica que a acompañou foi o resultado da ausencia dun poder político e institucional galego de tipo estatal que artellase os instrumentos necesarios para gobernar a abrupta e dolorosa transformación que se produciu no século XX.
De pensarse a Galiza como nación resultaría evidente que a respecto de Europa o territorio galego non é máis excéntrico que o de Madrid, e moito menos en relación co mundo, situado como está nun lugar privilexiado na fachada atlántica europea. Aparecía máis urxente e vital unirnos por alta velocidade ferroviaria co centro de Europa e con Portugal que con Madrid.
Consideraríase a chuvia e a montaña como riquezas inmensas a sumar á costa infinita, os ríos por millares, as fervenzas, as forestas e o sol que nos visita con regularidade.
Fora da ideoloxía estatal dominante, o galego móstrase como unha lingua propia e universal, falada coas mesmas palabras -pai e filla, souto e cerquiño, querermos e amaren, poldro e reiseñor, industriais e pesqueiros- por 220 millóns de persoas por moito que as digan de xeitos diversos, como no inglés. Unha lingua de reis, feita culta no medievo en Compostela, mantida por séculos nunha Galiza sen Estado, epopea singular protagonizada por labregos e mariñeiros.
O relato histórico español nega a memoria que alicerza as nosas aspiracións políticas e sociais de futuro. Nun asombroso exercicio de amnesia, nega o reino de Galiza, independente durante sete séculos. Ignora unha realidade imprescindíbel para contar a existencia de Portugal e dos reinos españois centrooccidentais, da mesma Castela.
Despois de 25 anos de autonomía, Galiza enfróntase á reforma do seu Estatuto. Serviría para ben pouco facelo sen realizar o necesario exercicio de autoestima, asumindo sen mediacións sacralizadas a responsabilidade de ser nación.
Non consiste isto, só, na incorporación imprescindíbel desa afirmación política e cultural, nin se trata de satisfacer un afán identitario , como argumentan fraudulentamente os que non queren máis identidade que a oficial dominante, senón de contarmos con todas as competencias políticas, económicas, sociais e culturais que corresponden a unha nación integrada nun Estado plurinacional sen fronteiras, recoñecida na UE, expresando por si mesma a súa personalidade internacional.
O Estatuto de nación debe ser apoiado por todas as forzas políticas na conciencia de a nación galega constituír unha arela de liberdade, consecuencia da historia e da vontade expresada pola sociedade. Foi o movemento nacional galego o que traballou esa vontade. Mais fíxoo para todos e todas, como outras forzas políticas e culturais, fóra e dentro do galeguismo, aquí e no mundo, lle deron vida ás ideas da liberdade política e económica, os dereitos humanos fundamentais, as reivindicacións dos traballadores e o sindicalismo, o feminismo, o respecto á natureza, o antirracismo, a igualdade dos pobos. Con independencia dos actores que as defenderon, todas forman parte do noso patrimonio colectivo.

Read Full Post »

Inma Valdivia rengloneando libretas: Increible,pero cierto

bien, esta es una ventana que da de bruces sobre una Obra de un Hombre y una imbecilidad

Read Full Post »


Todo

Los muertos no necesitan
aspirina o
tristeza
supongo.

pero quizás necesitan
lluvia.
zapatos no
pero un lugar donde
caminar.

cigarrillos no,
nos dicen,
pero un lugar donde
arder.

O nos dicen:
Espacio y un lugar para
volar,
da
igual.

los muertos no me
necesitan.

ni los
vivos.

pero quizás los muertos se necesitan
unos a
otros.

En realidad, quizás necesitan
todo lo que nosotros
necesitamos

y
necesitamos tanto
Si solo supiéramos
que
es.

probablemente
es
todo

y probablemente
todos nosotros moriremos
tratando de
conseguirlo

o moriremos

porque no
lo
conseguimos.

Espero que
cuando yo este muerto
comprendáis

que conseguí
tanto
como
pude

Read Full Post »

POESIASALVAJE

POESIASALVAJE.ORG

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »