Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 enero 2010

¡Qué tiempos éstos en que
hablar sobre árboles es casi un crimen
porque supone callar sobre tantas alevosías!
Ese hombre que va tranquilamente por la calle
¿lo encontrarán sus amigos
cuando lo necesiten?
Ya no dibujo en las paredes LIBERTAD, va siempre exposada por Seguridad.
Nunca la pedi, siempre la tome, esta dentro de mi
Nos convoca una idea, es una palabra, Participacion, la hoy arde: acción colectiva de individuos orientada a la satisfacción de determinados objetivos. La consecución de tales objetivos supone la existencia de una identidad colectiva anclaba en la presencia de valores, intereses y motivaciones compartidas que dan sustento a la existencia de un «nosotros».
Nosotros implica memoria, y aqui, una memoria politica.
Historia, historia reciente, alumbramiento. Participacion y Transicion. Es inevitable que compadezcan juntas. La transicion se alza como un hito. Como alumbramiento de nuestra democracia. Para muchos, hombres y mujeres, supuso la suspension de la participacion, de una participacion en la transformacion de una sociedad doblegada, amordazada, supuso la negacion de la participacion que durante años, llamados de posguera, fue una lucha generosa y valiente contra una dictadura. En los años setenta esa participacion es cada vez mas luminosa y mayoritaria, y convoca a todos, hombre y mujeres, con puntos de partida tan diversos como una maravillosa geografia de la dignidad, de la solidaridad, y de la libertad.Y la transicion supuso un trueque: todo ese entramado, toda esa fuerza organizada en circunstancias terribles que la hacian enraizada y abierta, fue desmantelada por la participacion mas inmediata e imprescindible si democracia hablamos, la participacion de todos en la elcccion de de los que gobiernan, y asi fue, y llegamos aqui desmantelados, silenciados, doblados sobre la comodidad y el confort, niños grandes, una sociedad infantilizada, egoista, caprichosa. enormemente perozosa, muy lejos de alcanzar esos objetivos
de mejorar contantemente la gestion de todo aquello que atañe a nuestra vida, los espacion donde deberia trancurrir el intercabio de la experiencias, la gestion de la vida cotiadiana, los proyectos de un futuro siempre utopico en la medida de que es absolutamente racional, y l realidad se nos muestra casi siempre absurdamente irracional y perversa.
La vida, nuestra vida es asunto nuestro, como proyecto colectivo, es un bien que no podemos dejar en manos de nadie. Soñarla, proyectarla y vivirla es cosa mia, es cosa nuestra, es la que funda el bien comun, ese objetivo que nos hace humanos, generosamente humanos.

La ciudad, el medio, el medio ambiente que ahora es objeto de especulacion, objetivo de alta rentabilidad por parte de aquellos que lo hirieron de muerte, ese medio no es un paisaje o un escenario, es un lugar de lugares que se crean para ser habitados.
La ciudad no puede ser un enorme centro comercial, ni los centros comerciales lugares pueden sustituir, las plazas habitables donde los arboles y no los letreos lumnosos, donde nuestras miradas y no las camas de videovigilancia, donde la palabra y no el ruido de la publicidad y el silencio del miedo, prevalezcan y hagan de todos nosotros, una multitud solitaria.
En estos tiempo deslumbrantemente oscuros hasta dejarnos ciegos
es mas necesario que nunca tener arboles y hablar con ellos
y andarnos sin miedo por las ramas
pues esta resistencia que implica participar en la vida
no puede aplazar la risa que la vida come y cria.
Habitamos y nos hacemos hacemos habitables.

En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
La palabras me traicionaban al verdugo.
Poco podía yo. Y los poderosos
se sentían más tranquilos, sin mí. Lo sabía.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.
los gobiernos podrían perfectamente imponer si no estuvieran sometidos a los intereses de las grandes empresas y a la ideología (utópica, por cierto, en el mal sentido de la palabra) del desarrollo ilimitado, y con nuestra decida participacion, apoyando a aquellos de nosotros mas honestos y capaces; medidas económicas para trabar la producción de bienes superfluos e incentivar, como dicen, la de bienes más necesarios y menos destructivos; medidas políticas para prohibir los peores desmanes y proteger a las peores víctimas.

Todo servicio público es servicio y es público porque no es rentable. El Estado nos sostiene y nos protege, cuando nos sostiene y nos protege, desinteresadamente.
Está claro que la feroz campaña neoliberal para privatizarlo todo sólo puede obedecer a la codicia que despierta el ver tanto posible buen negocio desperdiciado en nombre de algo tan ridículo como el bien de los ciudadanos y la justicia en la sociedad.

aceptar de una vez que ese tipo de desarrollo se paga demasiado caro en injusticia, violencia, desigualdad y miseria, es emprender un camino nuevo, soñado una y otra vez, mas factible en sus logros que el camino trillado e inagotable de las guerras y la especulacion en nombre de la libertad, de la democracia.
Participar es comenzar a hacer imposible que la codicia y la violencia, la desigualdad y la muerte rijan nuestras vidas.
Y en los tiempos deslumbrantemente ocuros, nos sigue quedando la palabra. Jamas gratuita pues ella funda cada dia, cada sueño cada deseo cada objetivo que nombramos.

Read Full Post »

los pecados de Haiti, mea culpa?

Los Pecados de Haiti « Red Latina sin fronteras – La Coctelera

« Los carroñeros imperialistas ponen sus zarpas en Haití | Inicio | Haití: confirman muertes de compañeras feministas »

21 Enero 2010
Los Pecados de Haiti

Por Eduardo Galeano ( archivos, 26 de julio de 1996. )

La democracia haitiana nació hace un ratito. En su breve tiempo de vida, esta criatura hambrienta y enferma no ha recibido más que bofetadas. Estaba recién nacida, en los días de fiesta de 1991, cuando fue asesinada por el cuartelazo del general Raoul Cedras. Tres años más tarde, resucitó. Después de haber puesto y sacado a tantos dictadores militares, Estados Unidos sacó y puso al presidente Jean-Bertrand Aristide, que había sido el primer gobernante electo por voto popular en toda la historia de Haití y que había tenido la loca ocurrencia de querer un país menos injusto.

El voto y el veto

Para borrar las huellas de la participación estadounidense en la dictadura carnicera del general Cedras, los infantes de marina se llevaron 160 mil páginas de los archivos secretos. Aristide regresó encadenado. Le dieron permiso para recuperar el gobierno, pero le prohibieron el poder. Su sucesor, René Préval, obtuvo casi el 90 por ciento de los votos, pero más poder que Préval tiene cualquier mandón de cuarta categoría del Fondo Monetario o del Banco Mundial, aunque el pueblo haitiano no lo haya elegido ni con un voto siquiera.

Más que el voto, puede el veto. Veto a las reformas: cada vez que Préval, o alguno de sus ministros, pide créditos internacionales para dar pan a los hambrientos, letras a los analfabetos o tierra a los campesinos, no recibe respuesta, o le contestan ordenándole:

-Recite la lección. Y como el gobierno haitiano no termina de aprender que hay que desmantelar los pocos servicios públicos que quedan, últimos pobres amparos para uno de los pueblos más desamparados del mundo, los profesores dan por perdido el examen.

La coartada demográfica

A fines del año pasado cuatro diputados alemanes visitaron Haití. No bien llegaron, la miseria del pueblo les golpeó los ojos. Entonces el embajador de Alemania les explicó, en Port-au-Prince, cuál es el problema:

-Este es un país superpoblado -dijo-. La mujer haitiana siempre quiere, y el hombre haitiano siempre puede.

Y se rió. Los diputados callaron. Esa noche, uno de ellos, Winfried Wolf, consultó las cifras. Y comprobó que Haití es, con El Salvador, el país más superpoblado de las Américas, pero está tan superpoblado como Alemania: tiene casi la misma cantidad de habitantes por quilómetro cuadrado.

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

israel, un estado fallido

Ha
pasado un año desde el salvaje ataque israelí contra la franja de Gaza,
pero para la gente de aquí el tiempo bien podría haberse detenido.

Desde que los palestinos de Gaza enterraron a sus seres queridos
(más de 1.400 personas, de los cuales casi 400 eran niños) pocas cosas
han cicatrizado y prácticamente nada se ha reconstruido.

Según las agencias de ayuda internacional, durante este año sólo se
ha permitido la entrada a Gaza de 41 camiones con materiales de
construcción.

Las promesas de miles de millones hechas en la conferencia de
donantes celebrada en Egipto el pasado mes de marzo a la que asistieron
las lumbreras de la llamada “comunidad internacional” no se han
cumplido y continua el asedio israelí, apoyado por Estados Unidos, la
Unión Europea, los Estados árabes y tácitamente por la Autoridad
Palestina (PA) en Ramala.

Destacan unos pocos entre los interminables y espeluznantes datos
estadísticos: de las 640 escuelas que había en Gaza 18 fueron
destruidas completamente y 280 dañadas por los ataques israelíes.
Doscientos cincuenta estudiantes y quince profesores fueron asesinados.

De las 122 instalaciones sanitarias que calcula la Organización Mundial de la Salud, el 48% fueron dañadas o destruidas.

El 90% de los hogares de Gaza siguen sufriendo cortes de
electricidad durante ocho horas la día debido a los ataques israelíes a
la red eléctrica y a la degradación causada por el bloqueo.

El 46% de la antes productiva tierra agrícola de Gaza está
inservible debido al daño causado por Israel a las granjas y a las
zonas declaradas por éste zonas de tiro libre. Han caído a cero las
exportaciones de Gaza de más de 130.000 toneladas al año de tomates,
flores, fresas y otras frutas.

Una coalición internacional de agencias de ayuda declaró
recientemente que “no es una casualidad que la mayor parte de Gaza
continúe en ruinas, sino que es una cuestión política”.

Esta política ha sido muy clara todo el tiempo y no tienen nada que ver con la “seguridad” israelí.

Desde el 19 de junio de 2008 al 4 de noviembre de 2008 prevaleció la
calma entre Israel y Gaza ya que (como el propio Israel ha reconocido)
Hamás respetó estrictamente un alto el fuego negociado.

Este alto el fuego se vino abajo cuando Israel lazó un ataque
sorpresa contra Gaza que mató a seis personas, después de lo cual Hamás
y otras facciones de la resistencia respondieron.

Aún entonces las facciones palestinas estaban deseando retomar el
alto el fuego, pero fue Israel quien se negó y en vez de ello eligió
emprender un ataque sistemático y premeditado contra los cimientos de
la vida civilizada en la franja de Gaza.

La Operación Plomo Fundido, como la denominó Israel, fue un intento
de destruir de una vez por todas la resistencia en general y a Hamás en
particular, que en 2006 había ganado las elecciones y había sobrevivido
al bloqueo y a numerosos intentos patrocinados por Estados Unidos de
minarla y de derrotarla en colaboración con milicias palestinas
apoyadas por Estados Unidos.

Al igual que las sanciones asesinas a Iraq en la década de 1990, el
bloqueo de Gaza estaba calculado para privar a los civiles de
necesidades y derechos básicos, y de la dignidad con la esperanza de
que su sufrimiento obligara a sus dirigentes a rendirse o a derrumbarse.

En muchos aspectos las cosas pueden parecer aún más espantosas que hace un año.

Barack Obama, el presidente estadounidense, del que muchos esperaban
que cambiaría las despiadadas políticas antipalestinas de su
predecesor, George W. Bush, en vez de ello las ha intensificado
mientras que incluso la pretensión de un serio esfuerzo de paz se ha
desvanecido.

Según informan los medios de comunicación, el Cuerpo de Ingenieros
del ejército estadounidense está asesorando a Egipto en la construcción
de un muro subterráneo en su frontera con Gaza para bloquear los
túneles que actúan como cuerda de salvamento para el territorio
asediado (recursos y esfuerzos que deberían destinarse a la
reconstrucción del todavía devastado por el huracán Nuevo Orleáns) y
las armas estadounidenses siguen afluyendo a las milicias de
Cisjordania implicadas en una guerra civil patrocinada por Estados
Unidos e Israel contra Hamás y cualquiera que pueda resistir a la
ocupación y colonización israelíes.

Estos hecho son incuestionables y funestos.

Sin embargo, centrarse únicamente en ellos sería pasar por alto una
situación mucho más dinámica que sugiere que el poder y la impunidad de
Israel no son tan invulnerables como sugiere esta foto fija.

Un año después del ataque de Israel y después de más de dos años y
medio de bloqueo, los palestinos de Gaza no se han rendido. En vez de
ello ha dado al mundo una lección de firmeza y de dignidad, incluso a
un coste atroz e inimaginable.

Es cierto que los dirigentes de la Unión Europea que vinieron al
Jerusalén ocupado el pasado mes de enero para abrazar públicamente al
entonces primer ministro israelí Ehud Olmert mientras que el fósforo
blanco quemaba la carne de los niños palestinos y había cuerpos bajo
los escombros todavía agachan la cabeza antes sus respectivos lobbies
pro-Israel, lo mismo que los políticos canadienses y estadounidenses.

Pero es palpable el cambio en la opinión pública mientras que sus
propias acciones transforman a Israel en un paria cuyas fuerzas
directrices no son los valores democráticos liberales con los que
afirma identificarse, sino el ultranacionalismo, el racismo, el
fanatismo religioso, el colonialismo y un orden judío supremacista
mantenido por medio de masacres frecuentes.

La causa universalista de justicia y liberación para los palestinos
está ganando adherentes e ímpetu, especialmente entre los jóvenes. Fui
testigo de ello por ejemplo entre jóvenes estudiantes malasios a los
que conocí en una conferencia de solidaridad con Palestina organizada
por la Unión de ONG del Mundo Islámico en Estambul el pasado mes de
mayo y de nuevo en noviembre cuando cientos de organizaciones de
estudiantes de todo Estados Unidos y Canadá se reunieron para
planificar su participación en la campaña global dirigida por
palestinos de boicot, desinversión y sanciones según el modelo de la
exitosa lucha contra el apartheid sudafricano en la década de 1980.

Esta semana, miles de personas de decenas de países están tratando
de llegar a Gaza para romper el asedio y marchar junto con los
palestinos que han estado organizándolo desde el interior.

Cada uno de los individuos que viajan con la Marcha Libertad para
Gaza, Viva Palestina, u otras delegaciones quizá representan a cientos
de otras personas que no pueden hacer el viaje personalmente y que
están participando en el acontecimiento con manifestaciones y
conmemoraciones, visitas a sus altos cargos electos y campañas
mediáticas.

En contra de este floreciente activismo, el sionismo esta luchando
por rejuvenecer su menguante base de apoyo. Programas multimillonarios
con el objetivo de reclutar y sionizar a jóvenes judíos estadounidenses
luchan por competir contra organizaciones como la Red Judía
Antisionista que no maneja dinero sino un compromiso con la igualdad
humana que está basado en principios.

Cada vez más vemos que los esfuerzos de hasbara (propaganda)
de Israel no tienen un mensaje positivo ni ofrecen ningún caso
plausible para mantener un status quo de una represión y violencia
incalificables, y en vez de ello se basan en la demonización y
deshumanización de los árabes y musulmanes para justificar las acciones
de Israel e incluso su propia existencia.

Al tener que hacer frente al cada vez mayores reconocimiento global
y apoyo a la valiente lucha no violenta contra el continuo robo de
tierra en Cisjordania Israel está aumentando su violencia y
secuestrando a los dirigentes del movimiento en Bilin y otros pueblos
(Mohammad Othman, Jamal Juma’ y Abdallah Abu Rahmeh son algunos de los
dirigentes de este movimiento detenidos recientemente).

Actuando de esta manera Israel se parece cada vez más a un
desacreditado Estado fallido no a un régimen seguro de su legitimidad y
longevidad.

Y a pesar de los esfuerzos de la fracasada industria del proceso de
paz por ridiculizarlo, suprimirlo y minimizarlo, existe un creciente
debate entre los palestinos e incluso entre israelíes acerca de un
futuro compartido en Palestina/Israel basado en la igualdad y la
descolonización en vez de en la segregación etno-nacional y la
repartición forzada.

Por último pero, desde luego, no menos importante, a la sombra del
Informe Goldstone los dirigentes israelíes viajan por el mundo con
temor a ser arrestados por sus crímenes.

Por ahora pueden confiar en la impunidad que la complicidad
internacional de alto nivel y la inercia de su poder e influencia
todavía les concede. Pero la pregunta para la verdadera comunidad
internacional (formada por personas y movimientos) es si queremos
seguir viendo cómo se desmantela y corrompe sólo por un Estado canalla el
todavía incompleto sistema de derecho y de justicia internacional
minuciosamente construido desde los horrores de la Segunda Guerra
Mundial y el Holocausto nazi.

Lo que hemos hecho en solidaridad con el pueblo palestino en Gaza y
el resto de Palestina no es suficiente todavía. Pero nuestro movimiento
está creciendo, no puede ser detenido y llegaremos a nuestro destino.

Ali Abunimah es co-fundador de The Electronic Intifada y autor de One Country: A Bold Proposal to End the Israeli-Palestinian Impasse.
Estará entre las más de 1.300 personas de 42 países que viajan esta
semana a Gaza con la Marcha de la Libertad para Gaza. Este artículo se
publicó originalmente en Al-Jazeera y se publica con permiso del autor.

Enlace con el original: http://electronicintifada.net/v2/article10969.shtml

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos.

 Global Research Articles by Ali Abunimah

Read Full Post »

Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra | Indymedia Bolivia

Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra
Enviado por Indy La Paz el Vie, 08/01/2010 – 11:38.
Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra
Cochabamba, Bolivia 20 al 22 de Abril 2010
Considerando que el cambio climático representa una real amenaza para la existencia de la humanidad, de los seres vivos y de nuestra Madre Tierra como hoy la conocemos;

Constatando el grave peligro que existe para islas, zonas costeras, glaciares del Himalaya, los Andes y las montañas del mundo, los polos de la Tierra, regiones calurosas como el África, fuentes de agua, poblaciones afectadas por desastres naturales crecientes, plantas y animales, y ecosistemas en general;

Evidenciando que los mas afectados por el cambio climático serán las más pobres del planeta que verán destruidos sus hogares, sus fuentes de sobrevivencia y serán obligados a migrar y buscar refugio; Confirmando que el 75% de las emisiones históricas de gases de efecto invernadero se originaron en los países irracionalmente industrializados del norte;

Constatando que el cambio climático es producto del sistema capitalista;

Lamentando el fracaso de la Conferencia de Copenhague por responsabilidad de los países llamados “desarrollados” que no quieren reconocer la deuda climática que tienen con los países en vías de desarrollo, las futuras generaciones y la Madre Tierra;

Afirmando que para garantizar el pleno cumplimiento de los derechos humanos en el siglo XXI es necesario reconocer y respetar los derechos de la Madre Tierra;

Reafirmando la necesidad de luchar por la justicia climática;

Reconociendo la necesidad de asumir acciones urgentes para evitar mayores daños y sufrimientos a la humanidad, la Madre Tierra y restablecer la armonía con la naturaleza;

Seguros de que los pueblos del mundo, guiados por los principios de solidaridad, justicia y respeto por la vida, serán capaces de salvar a la humanidad y a la Madre Tierra; y

Celebrando el día Internacional de la Madre Tierra,

El gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia convoca a los pueblos y movimientos sociales y defensores de la madre tierra del mundo, e invita a los científicos, académicos, juristas y gobiernos que quieren trabajar con sus pueblos a la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra a realizarse del 20 al 22 de abril del 2010 en la ciudad de Cochabamba, Bolivia.

La Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra tiene por objetivos:

1) Analizar las causas estructurales y sistémicas que provocan el cambio climático y proponer medidas de fondo que posibiliten el bienestar de toda la humanidad en armonía con la naturaleza.

2) Discutir y acordar el proyecto de Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra.

3) Acordar las propuestas de nuevos compromisos para el Protocolo de Kioto, y para proyectos de Decisiones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que guiarán el accionar de los gobiernos comprometidos con la vida en las negociaciones de cambio climático y en todos los escenarios de Naciones Unidas, respecto a:

a) deuda climática,
b) migrantes-refugiados del cambio climático,
c) reducción de emisiones,
d) adaptación,
e) transferencia de tecnología,
f) financiamiento,
g) bosques y cambio climático,
h) visión compartida,
i) pueblos indígenas, y
j) otros

4) Trabajar en la organización del Referéndum Mundial de los Pueblos sobre el cambio climático.

5) Analizar y trazar un plan de acción para avanzar en la constitución de un Tribunal de Justicia Climática;

6) Definir las estrategias de acción y movilización en defensa de la vida frente al Cambio Climático y por los Derechos de la Madre Tierra.

Bolivia, 5 de enero, 2010

Evo Morales Ayma
Presidente del
Estado Plurinacional de Bolivia

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »