Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2014

Tren Transiberiano: La guía completa a tu viaje.

Tren Transiberiano: La guía completa a tu viaje

Tren Transiberiano

La intención de este post es de compartir un poco mi experiencia y ofrecer toda la información práctica para que disfrutes de un viaje inolvidable con el transiberiano.

La intención de este post es de compartir un poco mi experiencia y ofrecer toda la información práctica para que disfrutes de un viaje inolvidable con el transiberiano.

Un breve resumen de lo que encontrarás aquí:

  • Mitos o creencias falsas sobre el transiberiano
  • ¿Por qué hacer el transiberiano?
  • ¿Dónde comprar los billetes?
  • Tipos de trenes y clases de vagones
  • ¿Qué ruta hacer?
  • ¿Dónde alojarse? Nuestras sugerencias de hoteles en Moscú, Irkutz, Ulan Bator y Beijing.
  • Visados
  • Cosas que no deberías olvidarte de traer
  • Información esencial y sugerencias

Mitos o creencias falsas sobre el transiberiano

El transiberiano es un único tren

De hecho lo que comúnmente llamamos transiberiano en realidad es una red ferroviaria por la que pasan multitud de trenes diferentes. Para hacer el trayecto Moscú-Beijing (Pekín) hay al menos dos líneas de tren: el Transmongoliano (la más popular) y el Transmanchuraino.

La primera es la línea que conecta Moscú con Ulan Ude (Rusia) y luego llega a Beijing cruzando Mongolia (aproximadamente dura 5 días y medio de viaje si no haces paradas). La segunda es la línea que va de Moscú a Vladivostok y antes de llegar a Vladivostok se desvía a la frontera con China, cruzando Manchuria hasta llegar a Beijing (tarda algo más de 6 días). Si nos ponemos estrictos el transiberiano sería únicamente la línea Moscú-Vladivostok.

El transiberiano es un billete único

Aunque alguna gente le puede parecer una obviedad, mucha gente cree que el transiberiano es como el InterRail en Europa (es decir que compras un billete y puedes subir y bajar del tren tantas veces como quieras durante un periodo de tiempo determinado).

En realidad el transiberiano es sólo una red ferroviaria por lo que se tienen que comprar los billetes por separado de cada trayecto que quieras hacer.

El transiberiano es muy caro

Probablemente el transiberiano es una de las rutas de tren más económicas por kilómetro del mundo, el precio varía mucho del trayecto dependiendo de las paradas que hagas (a más paradas más caro), la clase del tren (obviamente los trenes rápidos son más caros) y de la clase que elijas.

Por ejemplo el trayecto Moscú-Beijing en segunda clase (en uno de los trenes más caros) parando en Irkutsk son unos 660 euros. Para más información sobre los precios puedes consultar Russian Train (aunque los precios que vas a encontrar seguramente serán más caros de los que realmente vas a pagar).

El transiberiano es un tren de lujo.

No se la imagen que tenéis del transiberiano, pero yo desde pequeño, quizá a raíz de las películas, pensaba que el transiberiano era un tren de lujo. La verdad es que el transiberiano dista mucho de ser un tren de lujo, la mayoría de trenes son un poco viejos y han perdido todo el posible glamour que pudieran haber tenido. De echo no he visto como son los trenes top-class, así que lo dejaré como algo no totalmente cierto.

Transibieriano SiberiaUna de las paradas largas diarias, momento perfecto para avituallarse.

¿Por qué hacer el transiberiano?

Mucha gente cuando le comento que he hecho el transiberiano después de decir cuanto te envidia, te dice:

“Yo no podría pasarme tanto tiempo encerrado en un tren!”
Cuando pienso en el verano de 2009 una de las cosas que recuerdo con más cariño son los más de tres días que pase “encerrado” en el tren desde Moscú a Irkutz.

Para mi el viaje en tren es una experiencia única por diversas razones:

Los paisajes: El transiberiano es un espectáculo para la vista, las imágenes hablan por si solas, pero se tiene que ver por uno mismo.

La gente: A pesar de la fama que pueden tener los rusos y las dificultades de comunicación (la mayoría de gente solamente habla ruso), pasa algo similar a China. Muchos rusos no están muy acostumbrados a tratar con extranjeros así que despiertas cierta curiosidad. Seguro que vas a tener un montón de gente que quiere hablar contigo, invitarte a tomar algo o simplemente jugar a cartas. La verdad es que toda una experiencia.

Los husos horarios: El transiberiano atraviesa 8 zonas horarias, quizá te pueda parecer una tontería, pero cruzar por tierra tantos husos horarios a mi me resultó una sensación única e indescriptible.

¿Dónde comprar los billetes?

On-line

Los billetes del transiberiano se pueden comprar en Internet, en páginas tales como Russian TrainRussiantrains (en inglés). El único problema es que estas páginas no disponen de todas las clases ni de todos los tipos de trenes: sólo los más caros.

También se pueden comprar en la página oficial de ferrocarriles rusos, el problema es que te tienes que registrar primero y las instrucciones están en ruso, para hacerlo puedes usar el traductor instantáneo del Google Chrome o seguir las instrucciones de este post (en inglés).

La ventaja de comprarlos a través de esta página es que normalmente la reserva on-line con más de 15 días de anticipo ofrece descuentos en los billetes.

En las estaciones de tren

Aunque esta es la forma recomendada para la gente como yo que no le gusta programar todo de anticipo, presenta algunos problemas.

Primero, en las taquillas de venta de billetes es muy raro que encuentres alguien que hable en inglés, así que si no hablas ruso va ser una empresa un poco difícil.

Además es muy posible que si no reservas con algunos días de antelación no encuentres billetes. Otra opción (es como lo hice yo), es que el sitio donde te hospedas te ayude a comprarlos con una pequeña comisión. La verdad es que es una forma bastante cómoda y no vas a tener que pagar mucho más.

Agencias de viajes

Es la forma que yo nunca recomendaría, ya que las agencias de viajes normalmente suben mucho los precios y no se pueden obtener los billetes más baratos (normalmente sólo ofrecen los trenes rápidos y la 1a y 2a clase).

Aunque es una opción para la gente que no le importa pagar más para asegurarse que no habrá ningún imprevisto.

Frontera Rusia MongoliaEntrando en Mongolia

Tipos de trenes y clases de vagones

Trenes Rusos

  • Platzkart (P, Tercera clase, плацкарт): Es con diferencia la forma más económica para viajar y probablemente la más divertida si quieres sociabilizar un poco. El vagón no tiene compartimentos y hay camas tanto perpendiculares al pasillo como horizontales.
  • Kupe (K, Segunda clase, купе): El vagón está dividido en compartimentos con cuatro camas en cada uno, es la forma mejor si quieres tener un buen descanso en la noche sin tener que pagar mucho.
  • Spalny Vagon (SV, Primera clase, Спальный вагон o СВ): El vagón está dividido en compartimentos de dos camas cada uno. Seguramente es la forma más cómoda de viajar, en mi opinión quizá es la menos recomendable ya que el precio sube muchísimo y se pierde una de las gracias del transiberiano que es aprovechar el viaje para conocer un poco la cultura Rusa.
  • Trenes Top-class (firmenny, фирменный): Son los trenes más rápidos y cómodos (sólo disponen de 1ª y 2ª clase). Sus precios superan los billetes de avión y normalmente son usados por los turistas ya que para muchos Rusos su precio es inaceptable. Se identifican porque tienen un nombre propio, el más conocido es el No. 1/2 “Rossiya” que va de Moscú a Vladivostok.
  • Trenes Rápidos (skory, скорый): Son los trenes que solo paran en las ciudades principales y los más usados para recorrer largas distancias se identifican con números del 1 al 170. Esta clase también incluye los trenes internacionales Moscú-Beijing y Moscú- Ulan Bator.
  • Trenes de pasajeros (passazhirsky ,пассажирский): Son los trenes más lentos y también los más económicos, no son los más recomendables para hacer largas distancias a no ser que vayas muy apurado de dinero (de Moscú a Irkutz en vez de 3 días tardan 5), se identifican por su número superior a 170.

Trenes Chinos

En el post titulado Viajar en tren por China puedes encontrar toda la información que necesites sobre los trenes Chinos.

Trenes Mongoles

En Mongolia la linea principal de trenes cruza el país de norte a sur uniendo la frontera Rusa con la China y pasando por la Capital Ulan Bator. Aunque también hay una linea hacia el este (solo una parte del trayecto es de pasajeros), parece (al menos en mi experiencia) que los trenes que llegan a Ulan Bator desde Rusia son Rusos y los que salen de Ulan Bator hacia la frontera China son Chinos. Así que no hay mucho que comentar.

¿Qué ruta hacer?

Esto es la pregunta del millón, depende de muchos factores como cuánto tiempo dispones, cuáles son tus intereses (naturaleza, ciudades, cultura…), donde empezar (Moscú, San Petersburgo, tu casa). Si quieres un poco de inspiración, puedes leer mi experiencia con el Transiberiano que escribí en tres partes dedicadas a RusiaMongolia y China.

hoteles en Moscú, Irkutz, Ulan Bator y Beijing

¿Dónde alojarse? Nuestras sugerencias de hoteles en Moscú, Irkutz, Ulan Bator y Beijing.

Hoteles en Moscú

Fabrika Hostel and Gallery: Este hostal tiene una ubicación excelente, está limpio y ofrece buenos precios, tanto para habitaciones privadas como compartidas. Probablemente la mejor opción si estás viajando con presupuesto limitado.

Souvenir Hostel: Este hotel también está cerca del centro de la ciudad y, aunque sea un poco más caro que el anterior, ofrece mejores instalaciones y es un lugar perfecto para los viajeros.

Maxima Panorama: Si estás buscando un cómodo hotel para alojarse en Moscú esta es una buena opción: está bien situado para llegar a cualquier parte de la ciudad, ofrece excelentes servicios, bonitas habitaciones y precios razonables.

Hoteles en Irkutz

Hostel 490: Un hostal limpio situado cerca de los lugares de interés turístico que ofrece habitaciones compartidas y privadas baratas.

Dobriy Kot Bed & Breakfast: Este bed and breakfast es probablemente una de las mejores opciones en Irkutsk: excelente ubicación, buenos precios y un dedicado personal.

Angara Hotel: Después del largo viaje en tren es posible que desees alojarte en un lugar agradable para un par de días en este caso, deberías echarle un vistazo a este hotel:. Las habitaciones aunque son poco pequeñas, están limpias y son confortables. Además está situado cerca de los lugares de interés turístico.

Hoteles en Ulan Bator

Golden Gobi: Uno de los pocos hostales en Ulan Bator. El Golden Gobi sin lugar a duda no es el lugar más cómodo para alojarse, pero probablemente es uno de los mejores lugares para conseguir un tour. Ten en cuenta que puede reservar tu tour, incluso si no deseas pasar la noche aquí.

Kaiser Hotel: Hotel de rango medio ideal si quieres tener un buen descanso y una ducha de agua caliente (no es tan fácil de encontrar en Ulan Bator). El hotel está situado en el centro de la ciudad y las habitaciones son grandes, limpias y a un buen precio.

Hoteles en Beijing

Leo Hostel: Cada vez que he estado en Beijing como un turista, me alojé en este hostal. Es barato, limpio, tiene habitaciones decentes, un hermoso patio y un personal muy amable. Además, está situado en un interesante hutong muy cerca de la Ciudad Prohibida (que se encuentra en el corazón de Beijing).

Peking International Youth Hostel: Este bonito hostal está situado en el corazón de una de las zonas más animadas de Beijing. Ofrece habitaciones limpias y confortables y una impresionante terraza. Su ubicación, en una de las calles más famosas Beijing, puede representar un problema durante la temporada alta, ya que tendrás que luchar con miles de turistas chinos para llegar a tu destino.

Courtyard 7 Hotel: Este maravilloso hotel situado en una zona tranquila y central está diseñado según la arquitectura antigua de Beijing. Las habitaciones son grandes, limpias y bien decoradas. Para ser Beijing Las habitaciones no son baratas, pero aún así es un muy buen precio si se tienes en cuenta las instalaciones y la ubicación.

Gers MongoliaGers típicos en Mongolia, bonito eh?

Visados

Tanto para Rusia, China como Mongolia vas a necesitar un visado.

Visado de Rusia

Es el más complicado de los tres visados. Para obtener visado de turista vas a necesitar una carta de invitación procedente de un hotel o una agencia de viajes, en nuestro caso nos hicieron pagar por ella. Así que planéalo con tiempo suficiente.

Para más información y para hacer la aplicación online consulta la página oficial (en inglés).

Visado de China

En general el visado de turismo Chino no debe suponer ningún problema. Encontraras toda la información sobre el visado chino en el post Solicitud del visado chino: una guía completa

Visado de Mongolia

Para el visado de Mongolia nosotros necesitamos una carta de invitación que nos la proporciono el hostal en Ulan Bator sin previa reserva ni pago. Así que se puede obtener fácilmente. Para información más detallada puedes visitar la web oficial

Cosas que no deberías olvidarte de traer

  • Productos para la higiene personal. Excepto si viajas en la primera clase de los trenes rusos, en los trenes no hay duchas. Además si decides ir a Mongolia y optas por hacer ruta, tampoco esperes abundantes duchas.
  • Ropa de abrigo. En Siberia incluso en verano puedes tener algunos días fríos, sobre todo por la noche. Si decides pasar por Mongolia va a ser imprescindible ya que Mongolia es una enorme planicie con una altitud media de unos 1500 metros así que en algunas zonas incluso en verano puede hacer mucho frío e incluso nevar. Parece una tontería pero en Mongolia realmente me congelé.
  • Un cuchillo o navaja, muy útil para las comidas en el tren.
  • Las Cartas o juegos en el tren van a ser tus grandes aliados incluso para socializar con los nativos. Los Chinos adoran los juegos de cartas, aunque los rusos no se quedan cortos.
  • Una guía o una aplicación con frases básicas en ruso, chino e incluso mongol. Va a ser vital para comunicarte con los nativos (la mayoría no hablan una sola palabra de inglés) aunque el lenguaje internacional de los signos nunca falla (excepto en China si pruebas con los números).
  • Si llevas aparatos electrónicos, llévate un conector múltiple. En los trenes normalmente hay pocos enchufes (uno por compartimento) así que te puedes ahorrar tener que pelearte para cargar el móvil, cámara o lo que sea.

Transiberiano juegosJugando al Carcassonne en el tren

Información esencial y sugerencias

  • Prepara con tiempo los visados, sobre todo si deseas hacer el transmongoliano. Ya que los vas a tener que hacer uno en uno (nosotros tardamos casi un mes en total por los tres visados). Empieza con el Ruso ya que va ser el más difícil de obtener.
  • Los horarios de los trenes en Rusia van todos con la zona horaria de Moscú y en los tickets así está indicado. Así que ten mucho cuidado con eso, porqué el transiberiano recorre 8 husos horarios. En la mayoría de estaciones tienen indicadas la hora local y la de Moscú. En Mongolia aunque tiene varias zonas horarias la linea del transmongoliano no cruza ninguna y se rige por el horario de Ulan Bator. En China no tienes que preocupar ya que tiene una sola zona horaria.
  • Tanto los vagones de los trenes rusos, mongoles como chinos disponen de un surtidor de agua caliente, va a ser esencial ya que las sopas y los nudels instantáneos van a ser tu comida básica en el transiberiano.
  • En los vagones de los trenes rusos hay una tabla con los horarios y los tiempos de parada en las estaciones. Normalmente hay dos paradas largas (20min o más) al día. Este tiempo es esencial para comprar provisiones y algo de comida fresca (normalmente en los andenes vas a encontrar un montón de vendedores, como los de la foto de abajo). También es un buen momento para conocer a los otros extranjeros en el tren (te aseguro que los vas reconocer muy rápido) e intercambiar impresiones.

Comida SiberianaAlgo de comida siberiana para continuar el viaje ; )

  • En cada vagón de los trenes rusos hay una encargada llamada provodnitsa (Проводница), es la que se va a ocupar de todo lo concerniente al vagón, normalmente no habla una sola palabra de inglés, pero se amable con ella y seguro que vas a conseguir todo lo que necesites.
  • Aunque para todos los trayectos hay trenes diarios, el trayecto Ulan Bator-Beijing o a la inversa solo se realiza determinados días a la semana (dependiendo de la estación del año). Pero tranquilo, siempre hay la opción de coger un tren hasta la frontera, cruzarla “andando” y coger otro tren u otro transporte en el otro lado.

Frontera Mongolia ChinaNada mejor que se despidan de este post los soldados Mongoles antes de entrar de lleno en China (nosotros te podemos guiar, si quieres claro).

  • Si aún dispones de MNT ( Mongolian tugrik, la moneda de Mongolia) cuando cruces la frontera, cámbialos. En la frontera con China no creo que vaya a ser muy difícil encortar a alguien que los acepte. Aunque sepas que te están estafando con el cambio, intenta regatear un poco pero hazlo de toda manera ya que en ningún otro lado te los van a aceptar (yo aún tengo una buena cantidad en casa).

Creo que ahora ya tienes todo lo que necesitas saber para embarcarte en esta gran aventura, no dudes en preguntarnos lo que sea o en contarnos tu experiencia.

Anuncios

Read Full Post »

El Malpensante.com – El enemigo interior.

 

Soy Yo, Eddie eBook en Espanol

DESCARGAR EL LIBRO

 

Y cuando también en Rusia la revolución devoró a sus hijos, quedaron sueltos los hijos de ellos: hijos de enemigos del pueblo, hijos de muertos en la guerra civil o en las hambrunas o en las purgas de Stalin o en el barro y la nieve de la Gran Guerra Patriótica, que es como llaman los rusos a la Segunda Guerra. En todas las ciudades de la URSS había manadas salvajes de ellos, los besprizornye, o niños perdidos. Todos habían aprendido a la fuerza el arte de sobrevivir, robar, engañar, enseñar los dientes, resistir los golpes y beber. Las madres les decían a sus hijos: “Si sigues en la calle te llevarán los besprizornye”. Entonces murió Stalin y, como dijo Anna Ajmátova, dos Rusias se encontraron: la que denunció y la que fue denunciada, y ambas miraron para otro lado, avergonzadas hasta el asco, y mientras tanto todo adolescente soviético, harto de la vida de mierda de su casa, soñaba despierto con tomar la calle y el código de los besprizornye. Para ser besprizornye había que ser capaz de beberse un litro de vodka por hora, y quedarzapoi, una curda homicida que dura varios días y consiste en beber, subirse en trenes y olvidar todo lo que hagas durante esos días. Se bebe un vodka casero fabricado en palangana con azúcar y alcohol de farmacia, o “lágrima de komsomol”, que es gaseosa con desodorante para pies. 

Los besprizornye son el enemigo interior. Tarde o temprano caen, y los mandan a Siberia o al manicomio, según la edad o el crimen. En el campo los embrutecen con trabajos inútiles (cavar una zanja y con las piedras que sacan cubrir la zanja que cavaron ayer); en el manicomio les ponen chalecos de fuerza y los manguerean con agua helada, para que al congelarse aprieten más. Cuando los sueltan, están quebrados: marcharán derechos, ya saben quién manda.

Es el caso de Edichka Limonov. A los cinco años contrae otitis, la madre lo lleva tironeando al dispensario, paran frente a las vías del tren, pero el pequeño Edichka no piensa que es para mirar a ambos lados antes de cruzar: piensa que su madre está esperando que pase el tren para tirarlo a los rieles. En la escuela le machacan en la cabeza que, durante Stalingrado, Stalin no quiso trocar a su hijo Yakov, apresado por los nazis, por el mariscal de campo Von Paulus: “No se cambia un mariscal por un teniente”, fueron sus famosas palabras (Yakov terminó suicidándose contra los alambres electrificados del campo donde estaba). En cuanto puede, Edichka toma la calle. A los veinte años es un veterano besprizornye que viene de comerse un año en el manicomio: está acabado, a los ojos de los demás. Cuando lo miran, piensan: “Pobre Edichka”. Él les contesta mentalmente: “Pobre de mí si me vuelvo como ustedes, imbéciles”. Pero no encuentra vía de expresión a esa ira hasta que dos amigos de juerga lo arrastran una noche a un sótano donde por primera vez oye recitar poesía y descubre la fórmula que puede sacarlo de perdedor: no es difícil, basta concentrar todo el odio en un punto y los imbéciles creen que tienen un poeta delante.

Para entonces ya estamos en la segunda época de las tertulias clandestinas en cocinas y sótanos soviéticos. Al culto de los poetas se le ha sumado el culto del rocanrol, y Edichka es el perfecto punk avant-la-lettre: en cuestión de meses, sus poemas rabiosos se recitan de boca en boca, lo persiguen chicas que antes ni lo miraban, lo bautizan Limonov porque ha salido amarillo del manicomio e igual de amargo, y porque está a punto de explotar (“granada” en ruso se dice limonka). A él le parece mejor que su anónimo apellido de nacimiento y lo adopta, y agita y agita hasta lograr que las autoridades lo expulsen del país, y que, en lugar de Israel, su destino sea Estados Unidos. Déjenme dar un salto acá de los setenta a los noventa y contar cómo vuelve Limonov a la URSS de la Perestroika: es un escritor de culto, ha vivido una década en Nueva York y otra en París; en la primera pasó de codearse con Baryshnikov y Warhol a vivir en la calle y hacerse romper el culo a diestra y siniestra hasta que consiguió que le publicaran en París un libro brutalmente confesional titulado Al poeta ruso le gustan los negrazos, y se fue a vivir allá y representó durante una década su papel de Charles Manson de las letras, a razón de un libro por año y notas incendiarias tanto en pasquines alternativos del trotskismo como de la ultraderecha nihilista. Pero Occidente le parece blando; en cuanto tiene la oportunidad vuelve a Moscú, y allá descubre que en el desmadre del poscomunismo está el auditorio que siempre anheló: veinteañeros besprizornye que hayan probado todo, y lo odien todo, como él.

Para entonces, la Rusia de Gorbachov se ha convertido en la Rusia de Yeltsin, el gran puticlub del hampa universal. Los setenta años de atraso capitalista se los han zampado febrilmente y se les atragantan en el gañote; la mitad de los rusos que pedía el fin del comunismo pide que vuelvan los viejos tiempos, al menos algo de los viejos tiempos, y en respuesta a su pedido viene Putin. El venerable disidente Andrei Siniavsky murmura con desolación: “Lo más terrible es la sensación de que la verdad parezca estar hoy del lado de las personas a las que siempre he considerado mis enemigos”. Limonov funda el Partido Nacional Bolchevique. Su bandera es como la bandera nazi, pero con la hoz y el martillo en lugar de la esvástica. Su saludo: puño en alto mezclado con el brazo alzado del “Sieg Hiel”. Para saludar se dicen: “Na smiert”, que significa “hasta la muerte”. Reivindican los tiempos en que la URSS era capaz de dar miedo, hacia afuera y hacia adentro. Kasparov, el ajedrecista devenido político, dice: “En Rusia abundan los generales sin ejércitos; Limonov tiene soldados”. Putin prefiere no tener un Mishima en Moscú y lo manda a la cárcel; a los tres años lo suelta, pero hace vigilar todos sus movimientos. El organy encargado de la misión cita a Limonov en una estación del metro de Moscú, para hacérselo saber, una vieja costumbre de los tiempos soviéticos. Al poeta Joseph Brodsky, a Andrei Sajarov, a Siniavsky y a muchos más les hicieron lo mismo. A diferencia de ellos, Limonov le ofrece sus servicios al FSB (ex KGB): “En lugar de perseguirnos deberían servirse de nosotros para hacer lo que ustedes no pueden hacer”, dice desafiante.

Limonov tiene hoy 69 años, dice que los únicos interlocutores que no lo asquean (ni se asquean con él) son los besprizornye de cada rincón de Rusia, él es uno de ellos: durmió en la calle, estuvo preso, no tiene miedo a los golpes, sabe beber y enseñar los dientes. Su partido está prohibido, su revista (Limonka) también, ya no le interesa escribir, pero no puede parar, incluso acepta que otros reescriban su vida, la hagan novela (como Emmanuel Carrère, por ejemplo). Se niega a aceptar que Rusia solo se entiende como novela rusa, que Rusia es la mayor novela rusa de todos los tiempos. Se limita a recitar como un mantra, a quien lo quiera oír, que los rusos saben morir, pero no saben vivir; y él, en cambio, no sabe morir.

Read Full Post »

Taller de “Poesía para marionetas”, con Olga Mansilla, en el MUSAC.

Olga Mansilla (al fondo), durante un taller en Veguellina de Órbigo. © Fotografía: Bal Ferrero.

La actriz leonesa Olga Mansilla —que ha paseado su arte por medio mundo con las compañías Teatro Corsario y La Ventanita— impartirá el taller Poesía para marionetas, en el MUSAC, dentro del ciclo “Nombrando el porvenir. Encrucijada de poetas”.

Se trata de un taller para un máximo de 20 niños y niñas, con edades comprendidas entre 6 y 12 años, que se desarrollará del martes 15 de abril al viernes 18 de abril, de 11 a 13.30 horas, en el pabellón de talleres del museo con sede en León. Las plazas se cubrirán por orden de inscripción en la página delMusac.

El taller incluye la puesta en escena de poemas y, el viernes por la mañana, una jornada final de puertas abiertas al público.

Nacida en Veguellina de Órbigo (León) en 1959. Olga Mansilla es licenciada en Biológicas y reside en Valladolid desde 1985, año en que abandona las Ciencias por el Teatro de la mano de dos grandes maestros: Juan Ignacio Miralles, “Licas”, director de La Ventanita, y Fernando Urdiales, director de Teatro Corsario, tristemente fallecido en diciembre de 2010. En ambas compañías, y en algunas otras, ha venido realizando diversas funciones —como actriz, figurinista, escenógrafa, marionetista…— desde entonces hasta hoy, sin descuidar su labor educadora impartiendo un buen número de cursos de teatro y títeres.

Nacida en Veguellina de Órbigo (León) en 1959. Licenciada en Biológicas en 1981. Reside en Valladolid desde 1985, año en que abandona las Ciencias por el Teatro de la mano de dos grandes maestros: Juan Ignacio Miralles, Licas, director de “La Ventanita” y Fernando Urdiales, director de “Teatro Corsario”, tristemente fallecido en diciembre de 2010. En ambas compañías ha venido realizando diversas funciones desde entonces hasta hoy. – See more at: http://www.musac.es/#programacion/programa/?id=1292
Nacida en Veguellina de Órbigo (León) en 1959. Licenciada en Biológicas en 1981. Reside en Valladolid desde 1985, año en que abandona las Ciencias por el Teatro de la mano de dos grandes maestros: Juan Ignacio Miralles, Licas, director de “La Ventanita” y Fernando Urdiales, director de “Teatro Corsario”, tristemente fallecido en diciembre de 2010. En ambas compañías ha venido realizando diversas funciones desde entonces hasta hoy. – See more at: http://www.musac.es/#programacion/programa/?id=1292

Este es el poema que Olga Mansilla ha propuesto a los niños y niñas que quieran participar en el taller:

Os propongo:

A los niños que tengáis,

uno o varios,

poemas favoritos

que los llevéis al aula

en una hoja escritos.

Si algún niño no tiene ninguno,

que no se preocupe,

porque llevaré unos cuantos

y podrá elegir uno.

                   —1—

El primer día,

después de empezar a conocernos,

iremos leyendo los poemas,

y, cuando ya los tengamos elegidos,

letra por letra, sílaba por sílaba,

palabra por palabra y verso por verso,

iremos descifrando su sentido,

para darle la emoción que cada uno sienta

y así, lograr que el que lo escuche,

disfrute plenamente de lo oído.

También os llevaré unas marionetas.

y os enseñaré a mirar y a respirar

y a contar con ellas.

Un títere no es nada

más que un poco de tela

y un poco de hilo y, como mucho,

una cara de cartón piedra.

Pero si tú no lo tocas

no tiene vida. Yo te enseñaré

a que se la des. Como vamos,

mañana, a hacer nuestra marioneta,

este primer día,

que trajerais unas pocas cosas,

me gustaría.

¿Qué cosas?

—diréis—

Pues…

un calcetín viejo,

un guante desparejado,

o parejo,

alguna pelota,

no importa si está rota,

un peluche abandonado,

un palo, una lata,

botones;

cualquier objeto

que tengáis a mano

y que os guste de repente,

para que la marioneta

que con él hagamos,

enamore al que la mire

y el poema cuente.

           —2—

El segundo día,

manos a la obra:

Tijeras y cola,

agujas e hilo

y en sólo tres horas

tendremos un hijo.

           —3—

¡Santo cielo!

¡Qué pronto ha llegado

el tercer día!

¡A ensayar! ¡A ensayar!

Pero sin agobios,

que las prisas no son buenas.

Nos pondremos a jugar

a contar nuestros poemas.

Lo pasaremos muy bien

de uno en uno,

de dos en dos,

de tres en tres

y todos a la vez.

             —4—

Para la cuarta jornada,

la suerte está echada.

Con la tranquilidad

que da el trabajo

hecho con mucho amor,

desgranaremos nuestros poemas

como pétalos de una flor.

Hay que estar muy concentrado

y respirar suavemente.

Ven y ponte aquí, a mi lado,

¡que el tuyo ya es el siguiente!

¡Silencio!, que va el primero.

Toditos a respetar

la labor del compañero.

Los amigos ya han venido.

Los papás ya están aquí.

Lo que hemos aprendido,

lo vamos a compartir.

¡Ya son nuestros!

!Amigos, prepárense!

¡Todos a una

como en Fuenteovejuna!

¡Emociones en canal,

así los que nos conocen

nos querrán un poco más!

¡Sentimiento a flor de piel!

¡Y los que no nos conocen

nos empiezan a querer!

Olga Mansilla, durante una visita al Musac. © Fotografía: Eloísa Otero.

 

Read Full Post »

Seis canciones de los 60

Siempre recordados, reputados, reconocidos, influyentes años sesenta. Dieron mucho de sí en el terreno de la música pop y rock, por lo que se vuelve a ellos continuamente: en ellos se encuentran referencias, mitos, pioneros, inventores, exploradores…, sorprende la fascinación que siguen ejerciendo, y no sólo en el ámbito de la música. De entonces proceden Beatles y Rolling Stones, The Who y The Kinks, y así muchas otras bandas de referencia cuyas canciones siguen teniendo enorme atractivo medio siglo después. Por eso, si esos nombres ‘entran’ en una selección no dejan espacio a muchos otros que también hicieron mérito suficiente para traerlos a la actualidad. De todos modos, cada uno podría hacer su lista sin que desmereciera de otras. Aquí van media docena de títulos, algunos más populares y otros menos, aunque todos ellos tienen su algo.Al final de la década, Fleetwood Mac era un grupo inglés con buena reputación en el terreno del blues-rock de la ‘línea Mayall’. Como es sabido, sufrió un par de mutaciones radicales que lo convirtieron, ya en USA, en uno de los nombres de mayor éxito de la siguiente década. Pero en 1969 editaron un tema, Oh well, que se salía no sólo de su estilo, sino también de la tendencia del momento; la canción tenía dos partes, siendo la primera la más dinámica y sorpresiva. Entra con un poderoso riff de guitarra a la que se unen otra y el bajo para dibujar unos punteos electrizantes que, cuando parece que van a estallar, se detienen y dejan paso a la voz, alternando, como en los blues más tradicionales, la guitarra y la voz, pero con un sonido agresivo y contundente. Luego un ‘crescendo’ demoledor y nuevamente la alternancia de calma con voz y fragor rock con guitarras (tres solistas), dando un resultado verdaderamente lírico y expresivo. Curiosamente, el éxito no gustó nada a sus seguidores más acérrimos.The Searchers se formaron aun en los cincuenta, de modo que ya estaban allí cuando Beatles entraron en escena, y además, también eran de Liverpool. Típica banda de sonido merseybeat, lograron buenos puestos en las listas revisando títulos de otros, y eso hicieron con el Needels

vía Seis canciones de los 60.

Siempre recordados, reputados, reconocidos, influyentes años sesenta. Dieron mucho de sí en el terreno de la música pop y rock, por lo que se vuelve a ellos continuamente: en ellos se encuentran referencias, mitos, pioneros, inventores, exploradores…, sorprende la fascinación que siguen ejerciendo, y no sólo en el ámbito de la música. De entonces proceden Beatles y Rolling Stones, The Who y The Kinks, y así muchas otras bandas de referencia cuyas canciones siguen teniendo enorme atractivo medio siglo después. Por eso, si esos nombres ‘entran’ en una selección no dejan espacio a muchos otros que también hicieron mérito suficiente para traerlos a la actualidad. De todos modos, cada uno podría hacer su lista sin que desmereciera de otras. Aquí van media docena de títulos, algunos más populares y otros menos, aunque todos ellos tienen su algo.

Al final de la década, Fleetwood Mac era un grupo inglés con buena reputación en el terreno del blues-rock de la ‘línea Mayall’. Como es sabido, sufrió un par de mutaciones radicales que lo convirtieron, ya en USA, en uno de los nombres de mayor éxito de la siguiente década. Pero en 1969 editaron un tema, Oh well, que se salía no sólo de su estilo, sino también de la tendencia del momento; la canción tenía dos partes, siendo la primera la más dinámica y sorpresiva. Entra con un poderoso riff de guitarra a la que se unen otra y el bajo para dibujar unos punteos electrizantes que, cuando parece que van a estallar, se detienen y dejan paso a la voz, alternando, como en los blues más tradicionales, la guitarra y la voz, pero con un sonido agresivo y contundente. Luego un ‘crescendo’ demoledor y nuevamente la alternancia de calma con voz y fragor rock con guitarras (tres solistas), dando un resultado verdaderamente lírico y expresivo. Curiosamente, el éxito no gustó nada a sus seguidores más acérrimos.

The Searchers se formaron aun en los cincuenta, de modo que ya estaban allí cuando Beatles entraron en escena, y además, también eran de Liverpool. Típica banda de sonido merseybeat, lograron buenos puestos en las listas revisando títulos de otros, y eso hicieron con el Needels & pins, una pieza escrita por dos tipos que, generalmente desde un segundo plano, resultaron decisivos para el éxito de muchos:Sonny Bono (el de Sonny & Cher) y Jack Nitzsche (compositor, arreglista, músico de estudio y productor de cuyo genio se aprovecharon desde Neil Young a Rolling Stones). Es un tema de amor en el que ‘Agujas y alfileres’ pinchan el orgullo del enamorado que huye. La melodía es exquisita y el arreglo limpio, cristalino, de forma que se puede tararear casi desde la primera audición: es un tema adictivo, irresistible, precioso. Y así lo entendieron las múltiples bandas que, desde entonces, han elaborado distintas versiones (entre las que no se puede olvidar la de Ramones, emocionante).

Desde Los Ángeles, la hoy casi olvidada banda Pacific Gas & Electric lanzaba en 1970 su gran éxito Are you ready?. Es una composición tremenda, intensa, y una demostración palpable de lo bien que se combinaban el rock y el soul, blancos y negros, en aquellos momentos, con naturalidad, sin impostura ni afectación; su ritmo poderoso atrapa y sus voces y coros parecen invitar a sumarse a la fiesta. ¿Estás preparado?

The Zombies también estaban allí casi desde el minuto uno. Lo suyo era un pop más cargado de adornos, con arreglos vistosos y voces muy trabajadas, pero con resultados verdaderamente fabulosos. Fueron varias las canciones por las que esta banda será recordada, entre ellas esa maravilla titulada Time of the season, la cual supuso su gran éxito… póstumo, pues la banda ya se había disuelto cuando salió, en 1969 (luego ha habido varias reapariciones). El trabajo vocal es absolutamente excepcional, muy armónico, con mucho estilo, con una clase difícil de encontrar en cualquier época; los arreglos instrumentales van de la sicodelia al pop más desbordado. El tema es el típico de amor de verano con preguntas y respuestas.

Con influencia muy inglesa, John Sebastian formó en Nueva York Loving Spoonful a mediados de los sesenta. Muy dotado para la composición de melodías de fácil asimilación, Sebastian tomaba del folk y del rock, del blues y del country para decorar esas partituras que tan fácilmente entraban y que, con todo, terminaban siendo pop. Apenas estuvieron activos del 65 al 68 (luego hubo reuniones sin Sebastian), pero tuvieron tiempo para fabricar delicias como el siempre vital Summer in the city. La canción es fácil, simple, casi tópica, con estribillo, estrofa, coros, parte instrumental.., y ruiditos de ciudad, bocinas incluidas, pero su melodía hechiza, tiene magia. Eso sí, hubieron de emigrar a California para que su chocante combinación fuera reconocida.

The Turtles también estuvieron poco tiempo en escena (después hubo otras etapas), apenas la segunda mitad de los sesenta. Formado cerca de Los Ángeles, esta banda ofrecía un sonido optimista, jovial, despreocupado, ingenuo, un sonido limpio y brillante y con canciones tan pegadizas como su gran éxitoHapy togetherPop melódico y sin pretensiones, con influencia ‘beateliana’ pero sin perder su esencia americana, la pieza es de 1967 y es, claro, un tema de amor en el que casi lo único que se dice es ‘tú y yo, felices juntos’; pero con el tiempo se ha vuelto la perfecta banda sonora para escenas de amor juvenil, sincero y bienintencionado. Es, en fin, una canción que gusta a todo el mundo. Tiene ese don.

Son sólo seis, pero saldrían seiscientas inolvidables de aquella década.

Read Full Post »