Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 febrero 2010


ValladolidWebMusical ~ Ver anuncio – versátil.es – V Festival de la Palabra

VERSÁTIL.ES INUNDA DE POESÍA LA CIUDAD
LA QUINTA EDICIÓN DEL FESTIVAL DE LA PALABRA VERSÁTIL.ES SE CELEBRARÁ LOS DÍAS 2, 3 Y 4 DE MARZO
Por quinto año consecutivo tendrá lugar en el mes de marzo versátil.es (V Festival de la Palabra). Versátil.es ser ha convertido en un referente nacional en el ámbito de los encuentros literarios, con una seña de identidad centrada en el carácter abierto, participativo y plural tanto en la organización como en los invitados, un evento que llenan de poesía Valladolid por unos días.

click en la imagen para ampliar el programa

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »


La Máquina de Escribir: Un inédito de Cortázar

Un inédito de Cortázar

Julio Cortázar: No hay discurso del método

Se puede partir de cualquier cosa, una caja de fósforos, un golpe de viento en el tejado, el estudio número 3 de Scriabin, un grito allá abajo en la calle, esa foto del Newsweek, el cuento del gato con botas, el riesgo está en eso, en que se puede partir de cualquier cosa, pero después, después hay que llegar, no se sabe bien a qué, pero llegar,
llegar no se sabe bien a qué, y el riesgo está en que en una hora final descubras que caminaste volaste corriste reptaste quisiste esperaste luchaste y entonces, entre tus manos tendidas en el esfuerzo último, un premio literario, o una mujer biliosa o un hombre lleno de departamentos y de caspa en vez del pez, en vez del pájaro, en vez de una respuesta con fragancia de helechos mojados, pelo crespo de un niño, hocico de cachorro o simplemente un sentimiento de reunión, de amigos en torno al fuego, de un tango que sin énfasis resume la suma de los actos, la pobre hermosa saga de ser hombre.

No hay discurso del método, hermano, todos los mapas mienten salvo el del corazón, pero dónde está el norte en este corazón vuelto a los rumbos de la vida, dónde el oeste, dónde el sur. Dónde está el sur en este corazón golpeado por la muerte, debatiéndose entre perros de uniforme y horarios de oficina, entre amores de interregno y duelos despedidos por tarjeta, dónde está la autopista que lleve a un Katmandú sin cáñamo, a un Shangri-La sin pactos de renuncia, dónde está el sur libre de hienas, el viento de la costa sin cenizas de uranio, de nada te valdrá mirar en torno, no hay dónde ahí afuera, apenas esos dóndes que te inventan con plexiglás y Guía Azul. El dónde es un pez secreto, el dónde es eso que en plena noche te sume en la maraña turbia de las pesadillas donde (donde del dónde) acaso un amigo muerto o una mujer perdida al otro lado de canales y de nieblas te inducen lentamente a la peor de las abominaciones, a la traición o a la renuncia, y cuando brotas de ese pantano viscoso con un grito que te tira de este lado, el dónde estaba ahí, había estado ahí en su contrapartida absoluta para mostrarte el camino, para orientar esa mano que ahora solamente buscará un vaso de agua y un calmante, porque el dónde está aquí y el sur es esto, el mapa con las rutas en ese temblor de náusea que te sube hasta la garganta, mapa del corazón tan pocas veces escuchado, punto de partida que es llegada.

Y en la vigilia está también el sur del corazón, agobiado de teléfonos y primeras planas, encharcado en lo cotidiano. Quisieras irte, quisieras correr, sabes que se puede partir de cualquier cosa, de una caja de fósforos, de un golpe de viento en el tejado, del estudio número 3 de Scriabin, para llegar no sabes bien a qué, pero llegar. Entonces, mira, a veces una muchacha parte en bicicleta, la ves de espaldas alejándose por un camino (¿la Gran Vía, King´s Road, la Avenue de Wagran, un sendero entre álamos, un paso entre colinas?), hermosa y joven la ves de espaldas yéndose, más pequeña ya, resbalando en la tercera dimensión y yéndose,
y te preguntas si llegará, si salió para llegar, si salió porque quería llegar, y tienes miedo como siempre has tenido miedo por ti mismo, la ves irse tan frágil y blanca en una bicicleta de humo, te gustaría estar con ella, alcanzarla en algún recodo y apoyar una mano en el manubrio
y decir que también tú has salido, que también tú quieres llegar al sur,
y sentirte por fin acompañado porque la estás acompañando, larga será la etapa pero allí en lo alto el aire es limpio y no hay papeles y latas en el suelo, hacia el fondo del valle se dibujará por la mañana el ojo celeste de un lago. Sí, también eso lo sueñas despierto en tu oficina o en la cárcel, mientras te aplauden en un escenario o una cátedra, bruscamente ves el rumbo posible, ves la chica yéndose en su bicicleta o el marinero con su bolsa al hombro, entonces es cierto, entonces hay gente que se va, que parte para llegar, y es como un azote de palomas que te pasa por la cara, por qué no tú, hay tantas bicicletas, tantas bolsas de viaje, las puertas de la ciudad están abiertas todavía, y escondes la cabeza en la almohada, acaso lloras. Porque, son cosas que se saben: la ruta del sur lleva a la muerte.

Allá, como la vio un poeta, vestida de almirante espera, o vestida de sátrapa o de bruja, la muerte coronel o general espera sin apuro, gentil, porque nadie se apura en los aeródromos, no hay cadalsos ni piras, nadie redobla los tambores para anunciar la pena, nadie venda los ojos de los reos ni hay sacerdotes que le den a besar el crucifijo a la mujer atada a la estaca, eso no es ni siquiera Ruán y no es Sing-Sing, no es la Santè, allá la muerte espera disfrazada de nadie, allá nadie es culpable de la muerte y la violencia es una vacua acusación de subversivos contra la disciplina y la tranquilidad del reino, allá es tierra de paz, de conferencias internacionales, copas de fútbol, ni siquiera los niños revelarán que el rey marcha desnudo en los desfiles, los diarios hablarán de la muerte cuando la sepan lejos, cuando se pueda hablar de quienes mueren a diez mil kilómetros, entonces sí hablarán, los télex y las fotos hablarán sin mordaza, mostrarán cómo el mundo es una morgue maloliente mientras el trigo y el ganado, mientras la paz del sur, mientras la civilización cristiana.

Cosas que acaso sabe la muchacha perdiéndose a lo lejos, ya inasible silueta en el crepúsculo, y quisieras estar y preguntarle, estar con ella, estar seguro de que sabe, pero cómo alcanzarla cuando el horizonte es una sola línea roja ante la noche, cuando en cada encrucijada hay múltiples opciones engañosas y ni siquiera una esfinge para hacerte las preguntas rituales.

¿Habrá llegado al sur?

¿La alcanzarás un día?

Nosotros, ¿llegaremos?

(Se puede partir de cualquier cosa, una caja de fósforos, una lista de desaparecidos, un viento en el tejado)

¿Llegaremos un día?

Ella partió en su bicicleta, la viste a la distancia, no volvió la cabeza, no se apartó del rumbo. Acaso entró en el sur, lo vio sucio y golpeado en cuarteles y calles pero sur, esperanza de sur,
sur esperanza. ¿Estará sola ahora, estará hablando con gente como ella?, ¿mirarán a lo lejos por si otras bicicletas apuntaran filosas?

(un grito allá abajo en la calle, esa foto del Newsweek)

¿Llegaremos un día?

Julio Cortázar
(Inédito, 1977)

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

La Máquina de Escribir: Miriam Cairo: El avatar erótico

Por Miriam Cairo

SIRGA
Anoche no pude desmaterializarme, convertirme otra vez en esa partícula mínima que anda a tu alrededor, llenándote de vida, invisible y callada. Me desentendí de todos mis átomos a pesar de que el ángel sirga me hacía señas, indicándome que ya era la hora de entrar en tu paraíso en ruinas, para romper el óvulo de la desesperación con mis movimientos de hálito. Así es la vida de los sueños. Hacerse y deshacerse a los apurones para que los destiladores del tiempo no perciban mis viajes prohibidos cuando el suelo se pliega.

POSTIGOS
Anoche, el proceso estaba por comenzar. Me sangró la nariz, como siempre, y me puse de frente a mi propósito, pues hacia atrás o de costado, las desapariciones resultan particularmente desesperadas. Estaba de pie, colgando los brazos sin esfuerzo, la cabeza erguida de tal modo que los ojos no perdieran de vista el espejismo, mientra la luna me miraba encerrada en su calabozo de aire. Ya estaba a punto de transformarme en ese pedazo frágil y precario de mí misma que ante los postigos de la noche se abre y se cierra, cuando me detuve.

AGITACION
Apenas percibí tu llamado para salvar el cuerpo de la notoria esclavitud, miré hacia lo más hondo y el ángel cordel estiraba la mano desde el pasadizo, pero me contuve cuando el corazón, como de costumbre, se me iba saliendo de a chorritos por la nariz. Rojos borbotones de rubí florecían fatales buscando el tapón de tus dedos compasivos. En ese instante me di cuenta de que hago muchas cosas para verte, pero contarlo es difícil porque falta lo más importante: la agitación y la expectativa de estar haciendo todas esas cosas que no debo.

PUENTE
Luego de la sangría respiratoria quedé varios minutos mareada, temblorosa en la parte temblona, fulgurosa en la parte fulgente, alada en la parte voladora. Asumo que este proceso carece de originalidad, porque lo he copiado de amantes célebres, pero aún así, el desintegrarme no es un procedimiento sencillo ni explicable, porque siempre está a merced de los anacronismos, las sorpresas y los escándalos. Sobre todo cuando al ángel del puente se le da por reírse como loco del dolor de la locura y el resto del mundo se despierta y me sorprende desnuda en el aire, atascada en el proceso como una princesa rusa.

FRUSTRACIONES
Tengo para mí el compromiso de no confesarte nunca mis fracasos. A veces aterrizo en zonas extrañas. A veces quedo varada en la azotea del espejismo. A veces caigo en brazos equivocados. A veces pierdo la cabeza. Entonces recojo mis petates y vuelvo al principio porque no me gusta andar por el pasadizo tambaleante y decapitada. Cuando esto ocurre, el ángel bramante se desternilla en burlas y carcajadas porque quedo colgada sobre la raya negra del firmamento como una princesa rusa flameando encorvada en la cuerda de la ropa. Pero no vayas a deducir de esto que me va mal en mis esmeros. Esa es la ocasión en que me vuelvo a casa con un vertedero de palabras. Vos sabés que soy capaz de abortar cualquier resplandor antes de volverme estéril de sombras.

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

ANTISEMITA, de Jean Genet


Under construction: Antisemita, de Jean Genet

Antisemita, de Jean Genet
ANTISEMITA

No soy antisemita, lo repito.
Me han besado y desnudado con canciones de Dylan
y la Rapsodia del Gershwin azul.
Busqué de adolescente la melena de Tasio
por el Lido de la mano de Mahler.
Aprendí a transformar mi energía con Einstein.
¿Cómo odiar a un judío que ha dicho:
La ultima vez que estuve dentro de una mujer
fue cuando visité la Estatua de la Libertad?

Y vine a Palestina para aprender.
Me encaramé a los silencios milenarios
de los olivos y sus vientos sonámbulos,
sorteé los ganglios, las trincheras, el odio,
las minas, la demagogia,
los dioses mudos, y de uno y otro signo
todos los fanatismos, todos los fatalismos,
buscando las estrellas, las respuestas
que dormían en los pozos cegados.

Y los ojos de la gente
y las raíces del corazón me hablaron
de darna *, del sumud *.
Y el espíritu que insuflaba sus vidas,
el aullido de sus ojos
y esa alegría de los desesperados,
me hablaron de paz, amor y tierra,
del sueño de una comunidad…

Yo era un tonto -como escribía Alberti-
y lo que vi me hizo dos tontos cruzando Allenby Brigde.
Y vi doscientos kilómetros de vergüenza y pared
(serán seiscientos veinte de solución final)
estrangulando Cisjordania por sus cuatro veletas.
Seiscientos veinte kilómetros de tela para sudarios.
Seiscientos veinte jinetes de fuego sin pupilas.

Si miras hacia otro lado te aseguro:
algún día tus hijos han de morir de insomnio.
Olvidarán tus cuentos y el color de tus besos
y al avestruz cómplice al que llamaban Padre.
No hables de Palestina cuando ya sea tarde.

No soy antisemita. Lo repito.
Nada tengo que ver con Goebbels ni los Reyes Catódicos.
Cuando las esvásticas derribaban mi puerta
temblaba en los tejados del ghetto de Varsovia
a punto de saltar como un ángel famélico.
Mi sonrisa sin dientes resbaló por las fosas,
mi piel se hizo jabón, mis cenizas
mortaja de la luna de Auswichtz.

El victimismo de este pueblo elegido
es tan vano y pueril
que acaban por llamar antisemitas
a los que ahora contamos
que ellos son los verdugos.

Yo vine a este lugar a mirar a las hienas
y lo que vi me hizo tonto de capirote.
Alguien clavó con alfileres
su mapa, las líneas verdes y ese sueño convulso,
una mariposa sobre mi corazón.
No hables de Palestina cuando ya sea tarde.

*Darna: En árabe,”nuestra casa”. Jean Genet escribe en Cuatro horas en Chatila: “Otras mujeres, más mayores que ésta, se reían de tener por hogar tres piedras ennegrecidas que llamaban: “nuestra casa”. Con qué voz infantil me mostraban las tres piedras, y a veces con las brasas encendidas, me decían riendo: darna”

*Sumud: Resistir. Maha, una joven de 18 años, le explica a Kenizé Mourad en su libro El perfume de nuestra tierra: “El sumud es no abandonar jamás, resistir ante y contra todo, una resistencia pasiva si no es posible nada más. La paciencia.”

del libro Insomnio de Ramalah (poemas palestinos). Ed. Eclipsados,2005.

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

Lenelle Moïse

KRASHKRAK !!!!!!!!!!!!!!!!! imágenes y palabras fraternales con el pueblo haitiano


Mud Mothers Madres de barro

the children of haiti // los niños de haití
are not mythological// no son mitológicos

we are starving// están muriendo de hambre

or eating salty cakes// o comiendo galletas saladas

made of clay// de arcilla

because in 1804 we felled// porque en 1804 derribamos
a
our former slave captors// a nuestros anteriores cazadores de esclavos

the graceless losers sunk// los despiadados vencidos hincaron

vindictive yellow// sus amarillos vengativos

teeth into our forests// dientes en nuestros bosques

what was green is now// lo que fue verde , ahora

dust & everyone knows// es polvo, y todos saben
trees unleash oxygen// los árboles liberan oxígeno

(another humble word// (otra humilde palabra

for life)// para la vida)

they took off// los cortaron

with our torn branches// con nuestras ramas desgarradas

beheaded our future// decapitaron nuestro futuro

stuck our breath up on pikes// y dieron un sablazo a nuestro aliento

for all the world to see// para que todo el mundo lo viese

we are a living dead example// somos un ejemplo viviente de la muerte

of what happens to warriors who //- de lo que le ocurre a los guerreros que

in lieu of fighting for white men’s countries// – en vez de luchar por los países de los / blancos

dare to fight// se atreven a luchar
for their own lives// por su propias vidas
during carnival// durante el carnaval
we could care less// podíamos no preocuparnos tanto
about our bloated empty bellies// por nuestros abultados estómagos vacíos
where there are voices// donde hay voces
we are dancing// bailamos

where there is vodou// donde hay vudu
we are horses// somos caballos
where there are drums// donde suenan los tambores
we are possessed// estamos poseídos
with joy & stubborn jamboree// con alegría y jolgorio

but when the makeshift// pero cuando temporalmente
trumpet player// el trompetista
runs out of rhythmic breath// agota su aliento rítmico
the only sound left is guts// y el único sonido que queda
grumbling// es el ruido de sus tripas

& we sigh// y suspiramos
to remember// al recordar
that food// que la comida
& freedom// y la libertad
are not free// no están libres

is haiti really free Haiti// es libre realmente
if our babies die starving?// si nuestros hijos mueren de hambre?
if we cannot write our names //si no podemos escribir nuestros nombres
read our rights keep// leer nuestros derechos, conservar
our leaders in their seats?// a nuestros líderes en sus lugares?

can we be free really?// podemos ser libres realmente?
if our mothers are mud?// si nuestras madres son de barro?

if dead columbus keeps cursing us// si muerto Colón sigue maldiciéndonos
& nothing changes// y nada cambia
when we curse back// cuando blasfemamos

we are a proud resilient people// somos un orgulloso pueblo maleable*
though we return to dust daily// aunque volvamos al polvo todos los dias
salt gray clay with hot black tears// arcilla gris salada con lágrimas negras calientes
savor snot cakes// sazonan tortas de mocos

over suicide// sobre el suicidio

we are hungry// somos hambrientas
creative people// personas creativas
sip bits of laughter// sorbemos traguitos de risas
when we are thirsty// cuando tenemos sed
dance despite// a pesar bailamos

this asthma// este asma
called debt// llamada deuda
congesting// congestiona
legendarily liberated// los legendariamente liberados
lungs// pulmones

– Lenelle Moïse
©Lenelle Moïse 2009
Used with permission.

Alicia Zárate
La poeta en la foto escribió un poema premonitorio antes del sismo. Lo traduje para que se entienda el sentido nada más


Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

¡A LAS PUERTAS DEL VI FESTIVAL! | Festival internacional de Poesía de Granada (Nicaragua)

VI FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE GRANADA

por Carlos Tünnermann Bernheim

Con la asistencia de más de 130 poetas de 58 países, tendrá lugar del 14 al 21 del mes de febrero en curso, la sexta edición del “Festival Internacional de Poesía de Granada 2010”.

Los poetas que leerán sus obras en este magno evento, proceden de diez países de América del Sur, tres de América del Norte, cinco del Caribe, diecinueve de Europa, tres de África, diez de Asia, dos de Oceanía y seis de Centroamérica. Algunos vienen de países lejanos, como la India, Filipinas, Japón, Australia, Nueva Zelandia, Taiwan, Jordania, Irak, Israel, Siria, Jordania y Emiratos Árabes Unidos. Todos ellos convocados por la poesía que, según el lema de este Festival, “es el ángel de la imaginación”. Así, nuevamente la ciudad de Granada será, por una semana, la capital mundial de la poesía.

Cabe señalar que el número de países representados en el Festival se ha incrementado año con año, pasando de 30 países en el primer Festival (2005), hasta llegar a 58 este año. Esto pone de manifiesto el prestigio internacional que ha alcanzado el Festival, que ya se ha constituido en cita anual obligada de los poetas de todas las regiones del mundo. En el mes de febrero de cada año, todos los bellos caminos de la poesía conducen a Granada de Nicaragua.

Este año, las lecturas de poesías no se limitarán a la ciudad de Granada, sino que abarcarán los municipios de Masaya, Nindirí, Diriomo, Niquinohomo, Catarina, Nandaime, Diriamba, San Marcos, Jinotepe, Rivas, León y Managua. El programa del Festival comprende, además de las lecturas de poesías y performances poéticos, presentaciones de libros, talleres de poesía, ferias de libros y de artesanías, la “Feria del Agua”, para promover la “Ruta del Agua sobre el Río San Juan”, exposición de Arte Contemporáneo de Nicaragua, de fotografías, manuscritos y objetos personales del Padre Azarías Pallais, en cuyo homenaje se celebra el Festival, conciertos y un “Carnaval poético” con la participación de comparsas, teatro popular, lectura de poesías durante el recorrido, danzas y performances. En fin, se prepara una gran fiesta cultural donde todas las artes estarán representadas.

El sacerdote, poeta y humanista Azarías H. Pallais, es la figura relevante de nuestra literatura nacional escogida este año para rendirle merecido homenaje en el Festival. Azarías H. Pallais nació en León en 1884 y murió en su misma ciudad natal en 1954, a los 70 años de edad. “Sacerdote Juglar”, le llama Ernesto Cardenal. Fue de los últimos modernistas que junto a Salomón de la Selva y Alfonso Cortés, son considerados como auténticos continuadores de Rubén Darío y que fueron fieles a su consigna: “Lo primero, no imitar a nadie, y sobre todo, a mí”.

Azarías H. Pallais fue ordenado sacerdote en 1908, tras seguir sus estudios en el Seminario de San Sulpicio en París. Estudió también en Lovaina y se doctoró en Teología en Roma. Fue un orador sagrado famoso y muy solicitado. Es célebre su discurso en los funerales de Rubén Darío, en febrero de 1916, considerado como la mejor y más bella pieza oratoria de cuantas se pronunciaron en tales funerales. Hablaba varios idiomas y dominó perfectamente el griego y el latin. Le gustaba recitar versos, con su inconfundible voz ronca y sonora, en esas lenguas clásicas, cuando salía en excursiones por el campo con sus alumnos del Instituto Nacional de Occidente, del que fue Director y profesor de varias asignaturas. Su inconfundible figura alta y delgada recorrió a pie muchos de los caminos polvorientos de Nicaragua, vistiendo su sotana raída y llevando una vida muy austera y humilde, siguiendo en eso a su santo preferido, San Francisco de Asís. Era sumamente desprendido, capaz de regalar a otros sacerdotes, aún más necesitados que él, las sotanas nuevas que le obsequiaban. Fue párroco de Corinto y El Realejo por varios años y está sepultado en la Parroquia del puerto de Corinto, a donde sus restos fueron trasladados en 1966, doce años después de su muerte.

Dejó una obra muy singular y personalísima: (“A la sombra del agua” (1917); “Espumas y Estrellas” (1919); “Caminos” (1921), quizás su mejor libro; “El libro de las palabras evangelizadas” (1927) en prosa; “Bello Tono Menor” (1928) y “Piraterías. Caminos que están por debajo de la historia” (1951).

Fue un enamorado de los poetas simbolistas y de la Edad Media europea, siendo Francis Jammes su poeta preferido, aunque a ninguno imitó. El alejandrino, verso clásico de catorce sílabas, fue su metro preferido: “Parejas de alejandrinos, como un desfile cadencioso de frailes”, en palabras de Ernesto Cardenal:

“Con hambre de justicia, yo voy por los caminos,
rezando en el breviario de mis alejandrinos:
¡Que se hunda el mentiroso, que muera el opresor,
que venga a nos tu Reino de Justicia y de Amor!”.

Managua, febrero de 2010.

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

RENE DEPESSTRE <>


Rancho Las Voces: Textos / René Depestre «Haití, cómo inventar un país»

Textos / René Depestre «Haití, cómo inventar un país»
.
El intelectual haitiano. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 22 de enero 2010. (RanchoNEWS).- El Ángel de la Historia ha regresado a Haití con su equipaje de ruinas. Dos siglos de terrible historia corroborados por un terremoto devastador. Y sin embargo, la catástrofe descubre, tras la pobreza y el analfabetismo, un país con una cultura tan viva como poco conocida que se impone ahora la tarea de reinventar el futuro. Tal es la apuesta del primer intelectual haitiano, René Depestre (Jacmel, 1926), joven poeta y revolucionario en Puerto Príncipe, aventurero, viajero irredento por mil países, amigo de los más grandes escritores del siglo, que desde su actual residencia en Francia y su conocimiento de primera mano de la cultura haitiana, nos descubre la potencia actual de sus letras. Reproducimos aquí su texto tomado de El Cultural:

El terremoto ha sido una catástrofe de dimensiones trágicas. Haití, por su estructura, por la falta de un estado de derecho, por todas sus infinitas carencias, no estaba preparada de ninguna manera para enfrentarse a tal calamidad. He podido contactar gracias a Internet con amigos y familiares. La Red ha desempeñado un papel fundamental porque por teléfono resultaba imposible hablar. He podido saber de mi hermano, que se ha salvado, así como los otros miembros de mi familia, pero grandes amigos han fallecido, como el escritor e intelectual George Anglade, que ha muerto junto a su mujer.

Powered by ScribeFire.

Read Full Post »

Older Posts »