Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2012

Propiedades de las castañas

Las castañas son un alimento saludable con importantes beneficios nutricionales que podemos encontrar en el otoño. De hecho, casi podríamos decir que se trata del alimento más característico del otoño, una época en la que es común comerlas asadas para mitigar el frío que es habitual que haga durante esta bella época del año.
De hecho, como podremos ver a lo largo de esta nota, se trata de un fruto seco tremendamente rico en nutrientes, aportando sobretodo hidratos de carbono y fibra, así como vitaminas del grupo B, ideales para reducir la sintomatología propia del otoño, en la que es común sentirnos apáticos o melancólicos.

Las castañas vienen a ser uno de los frutos por excelencia del otoño, un momento y una época de cambio, de recogimiento interior, y un tiempo en el que podemos comenzar a disfrutar del frío, de la lluvia, y de todo aquello que representa esta estación del año.

Pero, ¿cuáles son las propiedades más importantes y destacadas de las castañas?
Lo más destacado en un primer momento son las pocas calorías que tienen, algo que se combina muy bien con su alto contenido en fibra, proteínas e hidratos de carbono.

Precisamente gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante.
Son una buena fuente de minerales, entre los que destacamos el magnesio, potasio, hierro y fósforo, y según algunos estudios se les atribuyen propiedades tanto antiinflamatorias como vasculares.
Aunque son conocidas también porque en las digestiones pueden llegar a resultar pesadas, si las masticamos bien y no las comemos en exceso, esta cuestión quedaría solventada.
Eso sí, para aquellos personas que tengan un estómago delicado, recomendamos que sean consumidas en forma cocida o asada, antes que crudas.
Las castañas, propiedades más importantes
Alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra.
Bajo contenido calórico (en torno a 190 Kcalorías/100 gr.).
Alto contenido en minerales: magnesio, potasio, hierro y fósforo.
Propiedades vasculares reconstituyentes y antiinflamatorias.
El otoño es una buena época para disfrutarlas, sobretodo porque puedes ir al campo en compañía de tu familia, pareja o amigos, armarte con una bolsa y un palo de madera y pasar un día inolvidable buscando castañas en las jornadas más hermosas de esta bella época del año.

VISTOENLAWEB.ORG

Las castañas, el fruto por excelencia del otoño: virtudes y propiedades

Propiedades de las castañas

Las castañas son un alimento saludable con importantes beneficios nutricionales que podemos encontrar en el otoño. De hecho, casi podríamos decir que se trata del alimento más característico del otoño, una época en la que es común comerlas asadas para mitigar el frío que es habitual que haga durante esta bella época del año.
De hecho, como podremos ver a lo largo de esta nota, se trata de un fruto seco tremendamente rico en nutrientes, aportando sobretodo hidratos de carbono y fibra, así como vitaminas del grupo B, ideales para reducir la sintomatología propia del otoño, en la que es común sentirnos apáticos o melancólicos.

Ver la entrada original 284 palabras más

Read Full Post »

queiran eles ou non, queiran outros ou non, é “patrimonio da esquerda” e como tal é correcto todo o que se encamiñe a favorecer unha rexeneración de devanditas organizacións.
Non me cabe a menor dúbida de que tanto Beiras como Yolanda, toman posicións que contemplan unha converxencia con esas forzas.
Esa é a actitude, outra cousa é que o BNG non poida ou non saiba cambiar a derrota (aquí como termino de navegación)
Pero que non sexa por nós.
De feito rectifican e xa falan de autocritica, e abandonan o que nas primeiras horas foi a tentación culpar do fracaso a Anova… Erro tremendo e de consecuencias inmovilistas descomunais.
ALTERNATIVA ESTA EN CONDICIÓNS DE DAR EXEMPLO E MOITOS TERREOS: EN LLE TERREO POLÍTICO, NO ÉTICO, NO DOS CRITERIOS FIRMES E ABERTOS, NO DAS ALIANZAS TÁCTICAS…

 

Read Full Post »

TIEMPOS OSCUROS, TIEMPOS DE CAMBIOS, EL MIEDO SE SIEMBRA A DESTAJO POR PARTE DE LOS PODERES, Y en este paisaje apandan los “sumos sacerdotes” de todas las calañas, desde los de las Iglesias oficiales a las sectas mas variopintas, y en este rio revuelto de miedos y rabia, los falsos chamanes, guros de todos los pelajes, “vendedores de peines”. Y ASI SE ABRE LA VEDA DE  CAZA DE LAS ALMAS ROTAS, Y LOS MAS MISERABLES CAZADORES CARGAN SUS ARMAS PARA HACER NEGOCIO CON LOS ESCOMBROS.

Proliferan los rituales de vudú y santería en los parques de Madrid.

© Almudena Montero

Lengua de vaca hallada en Centro.

Restos de rituales mágicos en forma de despojos de animales e improvisados altares con velas están proliferando en los parques y jardines de la capital, según denuncian los vecinos y confirman los empleados municipales consultados por 20 minutos. Estos, encargados de su eliminación de la vía pública, no solo han visto aumentar estos residuos en los últimos tiempos, sino que aseguran “que se ven sobre todo los lunes, tras los fines de semana”, aseguran. Y son habituales en el Retiro, Madrid-Río y la Casa de Campo.

“Paseaba a mi perra cuando vi una lengua de vaca cosida de alfileres de vudú y colgada de un árbol en el parque al lado de la catedral”, relata Almudena Montero, una vecina de Centro que decidió fotografiar el macabro hallazgo cuando lo localizó hace justo ahora un par de semanas.

Algo parecido a lo que le ocurrió a Luis Victorero, residente en Chamberí. “En la avenida Pablo Iglesias, un poco antes del número 18, hay un parque infantil y a escasos metros había una gallina muerta con las patas atadas y sin cabeza”, se queja este lector en una carta remitida recientemente a este diario. Además, explica que “es la segunda vez que ocurre” ante la desidia municipal, que retarda la retirada de los restos.

© Luis Victorero
Gallina decapitada en Chamberí.

“Son cosas que afectan a la ciudadanía y a la convivencia, por lo que es importante exigir instrumentos de control e incrementar la vigilancia en aquellos sitios donde estas prácticas se repiten”, sostienen desde el área de Medio Ambiente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, que animan a denunciar estos hallazgos en las Juntas de Distrito.

Africanos y latinos

La Policía Nacional – que también confirma el aumento de estas prácticas – tiene claro quiénes son sus autores: inmigrantes africanos y latinoamericanos que tratan de asustar y atemorizar a sus víctimas. “Es algo común entre las mafias, lo usan como extorsión. Especialmente para amenazar a las prostitutas senegalesas, nigerianas o brasileñas que creen en el vudú, la santería, la magia y su posible influencia sobre sus familias”, sostienen los policías. Además, los agentes explican que también es una advertencia para todos los que tienen deudas contraídas con los proxenetas.

En auge con la crisis

Pero estos rituales no solo están vinculados a la delincuencia o a las mafias que explotan a personas. Como explica la médium Victoria Ayala – miembro de la Orden de Ayala – , la crisis ha disparado todo tipo de consultas, rituales y ofrendas para lograr empleo o mantenerlo. “Ya no nos preocupa el amor, sino el trabajo”, sentencia. Y en especial entre los inmigrantes con creencias religiosas que pasan por el chamanismo, la religión yoruba africana y la santería.

Esta experta – colaboradora habitual de la Policía – asegura que la lengua de vaca con alfileres es “una práctica de vudú que busca silenciar, hacer callar a alguien para que algo no salga a la luz”. Pero la médium aclara que el ritual hallado en las inmediaciones de la catedral es “burdo y está mal hecho, de aficionado”. Por otra parte, la gallina decapitada es una rogación “de santería cubana” para obtener algo de una deidad.

¿Por qué en zonas verdes?

La realización de estos rituales en parques no es casualidad. Muchas de estas prácticas necesitan de tierra “muerta” – que la llaman los expertos – para acabar el ritual enterrando los restos de casquería. Otras veces se buscan cementerios y también agua que fluya – de ahí que muchos se concentren en las inmediaciones del Manzanares – . Otros grupos, como quienes practican los antiguos cultos celtas, se concentran algunas noches de luna llena en la Casa de Campo, según explica la socióloga Ángeles Rubio.

es.sott.net

Read Full Post »

La guerra de divisas y la próxima moneda de reserva mundial.

Madrid, 23 octubre 2012 (OroyFinanzas.com) – En un articulo de análisis titulado ‘China’s currency foray augurs geopolitical strains’, publicado el pasado 3 de octubre por la agencia de noticias Reuters se advierte que el avance de la moneda china augura tensiones geopolíticas.

El término “guerra de divisas” se utiliza cada vez más para referirse a la desconfianza que las economías emergentes muestran en particular hacia los Estados Unidos, ya que consideran que estos recurren al estímulo monetario sin preocuparse por los efectos secundarios.

Los dirigentes chinos cansados de lo que consideran que la devaluación del dólar es una negligencia cargada de mala fe por parte de Washington, están promoviendo el comercio y la inversión en su propia moneda, el yuan, también conocida como renminbi. Los objetivos son por un lado comerciales, para reducir los costos de transacción para los exportadores e importadores chinos y estratégicos.

Para China desplazar al dólar reducirá volatilidad en los precios del petróleo y materias primas y a la larga erosionaría el“exorbitante privilegio” del que goza Estados Unidos como el emisor de la moneda de reserva mundial, adquirido al finalizar la II Guerra Mundial en una situación internacional de posguerra financiera que ahora ya no es vigente en absoluto.

Zha Xiaogang, investigador del Instituto de Estudios Internacionales de Shanghai, indica que Pekín desearía ver un sistema monetario internacional mejor equilibrado del que formen parte el dólar, el euro y el yuan y quizás otras monedas como el yen y la rupia india. “Las deficiencias del actual sistema monetario internacional constituyen una gran amenaza para la economía de China”, indica el experto.

La gran crisis financiera internacional, el ascenso de China y otros mercados emergentes y la crisis existencial del euro, también está impulsando a los políticos occidentales, a cuestionarse el orden monetario establecido. Se respiran cambios. Pero de momento sin haber una alternativa al dólar, la duración y las consecuencias de cualquier cambio en el orden existente son impredecibles.

Mientras que Beijing ve oportunidades en el uso del yuan fuera de sus fronteras, otros ven riesgos, ya que se tendrían que eliminar los controles de capital para que los extranjeros pueden reinvertir sus beneficios acumulados en yuanes en China, esta sería una de las condiciones previas para que el yuan alcance el estatus de moneda de reserva mundial.

“No es de extrañar que muchos economistas hayan concluido por lo tanto que un papel de moneda de reserva no es aconsejable”, indica Williamson, investigador del Peterson Institute for International Economics en Washington. Williamson cree que el rol dominante del dólar, no será impugnado en el próximo cuarto de siglo y apoya su teoría en que los 3,2 billones de dólares en reservas de divisas que China ha acumulado para mantener una semi-paridad del yuan con el dólar haría que cualquier gesto hostil contra el dólar, destruiría la riqueza china. Además según Williamson el uso de dólares en todo el mundo, hace que los Estados Unidos sea capaz de imponer un bloqueo financiero, tal como el que está dirigido contra Irán.

Yuriko Koike, ex ministra de Defensa de Japón, indica que China ya está utilizando su poder económico para construir un “nuevo modelo de imperialismo mercantilista” en África. Koike añade que el ascenso de China es muy probable que continúe incitando la misma cantidad de temores que esperanzas.

Harsha Vardanha Singh, Director General Adjunto de la Organización Mundial del Comercio, indica que el yuan es la moneda con mas posibilidades de adquirir el estatus de reserva en los próximos años. Pero, debido a los cambiantes patrones en el comercio y en el aumento de las cadenas de suministro, otras divisas que tienen importancia en el comercio regional asumirán un significado mucho mayor en el panorama mundial. “Estos acontecimientos crearán un mucho más multipolar de divisas de lo que se pensaba”, dijo Singh.

Fuente

Read Full Post »

Los infiltrados, los encapuchados y el Subcomandante Marcos.

 

Por Layla Martínez.
La paranoia colectivaLos enfrentamientos de una parte de los manifestantes con la policía el 25 de septiembre sacaron a la luz una tensión que en realidad ya estaba en el movimiento desde su origen en el 15M: la discusión sobre la violencia y la relación de esta con la infiltración policial. Los vídeos difundidos primero en las redes sociales y luego en la prensa en los que se veía a policías de paisano gritando “soy compañero” o realizando detenciones, hicieron que esa tensión, que solo se había manifestado de forma superficial en el 15M, estallara ahora con toda su fuerza, generándose una situación que rozaba la paranoia colectiva y que dañó enormemente las futuras acciones del movimiento. De hecho, en la siguiente convocatoria, el 29 de septiembre, se vivieron escenas vergonzosas para el movimiento, aunque muy interesantes desde el punto de vista del análisis político: sospechas de cualquiera que llevase un pañuelo al cuello o una capucha en la sudadera, insultos contra los manifestantes que tenían una actitud de confrontación e incluso enfrentamientos físicos entre los que decidían cubrirse el rostro y los que les acusaban de infiltrados. En suma: la evidencia palpable de las debilidades teóricas y prácticas del movimiento, además de una buena forma de alegrarle el fin de semana a algún que otro interesado en que todo saliese mal.

Si se analiza con frialdad, lo sucedido entre estas dos fechas, el 25 y el 29 de septiembre, resulta tremendamente interesante, porque pudimos asistir en directo al despliegue por parte del poder de las estrategias necesarias para hacer que el movimiento se desmoronase, a pesar de que había conseguido una victoria inicial el día 25 en cuanto a convocatoria y visibilización del conflicto. Las cargas policiales, planeadas de antemano para las siete y las nueve y media de la tarde, sirvieron no solo para reprimir a los manifestantes y mostrar la violencia que es capaz de ejercer el Estado, sino también para desplegar una estrategia dirigida a conseguir dos objetivos: dividir al movimiento y desviar la atención de sus reivindicaciones. El día siguiente, el discurso en los medios giraba en torno a si la actuación de la Policía estaba justificada o no, cuando en realidad las cargas iban a producirse igualmente, como demostró el hecho de que estuviesen programadas para unas horas determinadas. No fueron los policías infiltrados ni los manifestantes violentos los que las desencadenaron: iban a producirse pasase lo que pasase porque eran parte de la estrategia, porque al día siguiente iba a desplegarse un discurso sobre la violencia destinado a provocar la parálisis del movimiento. De hecho, cualquiera que se encontrara en Neptuno el día 25 pudo verlo: las cargas se produjeron de forma independiente de las acciones de los manifestantes y de los movimientos de los diputados, que no salieron del Congreso en ese momento ni lo hicieron por esa plaza, sino por una calle paralela. Se hizo porque estaba planeado, porque era parte de la estrategia.

Al día siguiente, eran los medios los que tenían que jugar su papel. Obviamente no recibieron una llamada diciéndoles lo que tenían que decir ni fueron dirigidos de forma directa por el poder. No hacía falta: lo hicieron solos. La lógica de la espectacularización que guía a los medios iba a hacer que las imágenes más violentas fuesen las que iban a seleccionarse para ser emitidas una y otra vez. Cuanta más sangre, mejor. Y esas imágenes iban a centrar el debate inevitablemente en la violencia, ya sea para estar a favor o en contra de la actuación policial, para considerar al movimiento víctima o verdugo. Se conseguía así un primer objetivo:enterrar las reivindicaciones del movimiento debajo de un montón de tertulianos que debatían sobre la violencia.

El segundo objetivo era más difícil de conseguir, porque implicaba la participación del movimiento, aunque fuese de forma involuntaria: generar fracturas internas que lo dividiesen. Al caer en el debate sobre de quién era la culpa de las cargas -en el que nunca se debió entrar y menos con una argumentación tan débil como la de que todos los encapuchados eran infiltrados-, se generó la división del propio movimiento, que intentó aislar a los que consideró “violentos” para que no los relacionasen con ellos. Es decir, se puso a la defensiva, y ahí esta el error, porque entró en un juego que no podía ganar, en un debate en el que no manejaba los tiempos ni los conceptos y en el que no podía participar libremente. La distinción entre manifestantes violentos y manifestantes no violentos es una distinción del poder, hecha para crear fracturas y aislar a los núcleos más radicales de una protesta, que son los que pueden llevarla más lejos y crear una situación potencialmente desestabilizadora para el sistema. En lugar de entrar en ese debate, una estrategia mucho más exitosa hubiese sido darle un significado distinto a lo que significa ejercer violencia, vincularla con los desahucios, con el paro, con la precariedad laboral. Eso habría hecho fuerte al movimiento y le habría hecho ganarse apoyos más amplios, pero se eligió otra vía distinta y fracasó.

Según iba aumentando la presión sobre el movimiento, las acusaciones crecían, hasta casi generarse una paranoia colectiva con los infiltrados y los encapuchados en la siguiente convocatoria. En los cuatro días que van del 25 al 29 de septiembre, la victoria inicial se convirtió en una derrota como consecuencia de la división y la parálisis a la que llevó. El movimiento había caído en la estrategia del poder. Los objetivos de invisibilización de las demandas y división se habían cumplido.

La capucha como símboloEl acto de cubrirse el rostro ha sido una constante en muchos de los movimientos que se han levantado o han resistido al poder en los últimos años. Esta acción tiene una doble finalidad: es un acto de protección, pero también es un símbolo. Cubrirse la cara evita que seas identificado, que puedan situarte en un determinado acto con las fotos o vídeos posteriores, que puedan incluirte en las listas negras que maneja la Delegada del Gobierno. Los que asistieron a la concentración del 25S pudieron ver cómo la policía les grababa con videocámaras, independientemente de lo que estuvieran haciendo, solo por estar allí. No identifican únicamente a los que cometen actos violentos, no hacen esa distinción: todos son potenciales enemigos, como dijo el jefe superior de la Policía de Valencia después de la protesta en un instituto de secundaria.

Pero además, cubrirse el rostro tiene también un fuerte peso simbólico, y para un movimiento político, los símbolos son tan importantes o más que los hechos. La historia del movimiento obrero en Europa no puede entenderse sin la Comuna de París, que no fue importante como hecho –la toma de la ciudad por los sublevados solo duró dos meses y el levantamiento fue masacrado-, sino como símbolo: en la Comuna se compuso la Internacional, se utilizó por primera vez la bandera roja y el recuerdo de lo sucedido estuvo siempre en la memoria colectiva del movimiento obrero. Por ello, cubrirse el rostro es un símbolo muy poderoso frente a un poder que se basa en la identificación y la clasificación, porque implica negarle esa capacidad. Implica decirle que no se está ahí en tanto que individuo, sino como parte de una colectividad, de una comunidad. Que no eres alguien con nombres y apellidos, sino que puedes ser cualquiera. Y cuando puedes ser cualquiera, eres todos.

Todos los movimientos que han comprendido o han intuido esta carga simbólica han usado el pasamontañas o la capucha como símbolo, desde los zapatistas en México a los árabes en Palestina, pasando por el movimiento antiglobalización, los disturbios en Grecia o los conflictos mineros en Asturias. Cuando un minero se cubre la cara no lo hace porque sea un infiltrado ni porque tenga miedo, lo hace porque es un símbolo que muestra su lucha y que dice que esa lucha no es por él, sino por todos los que van a quedar en la calle como consecuencia del cierre de las minas. Cuando un minero se cubre el rostro, todos somos él.

Es cierto que la Policía distribuye agentes de paisano en todas las manifestaciones importantes y que los infiltra en los movimientos sociales. Algunos se cubren la cara y otros no, pero en realidad esto debería ser secundario para un movimiento como el del 25S, porque un movimiento masivo, fuerte y sin líderes, no puede ser dirigido por ningún infiltrado. En cambio, cuando se introduce la sospecha y la división, es cuando el movimiento es derrotado. Todos los que estén de acuerdo con las reivindicaciones del 25S deberían preguntarse quién gana con esa división, quién sale favorecido con esa prohibición de llevar capuchas en las manifestaciones. En mi opinión, la respuesta es clara: el poder. Con ello consigue no solo una más fácil identificación de los manifestantes, sino también acabar con un símbolo muy poderoso, el único capaz de mostrar que cualquiera podemos ser ese minero, ese joven griego, ese indígena zapatista. Y si podemos ser cualquiera, somos todos.

El ejemplo del Subcomandante MarcosUna buena forma de arrojar luz sobre este debate es analizar el ejemplo de los zapatistas en México. Los zapatistas consiguieron que un grupo armado, que se llamaba a sí mismo ejército –EZLN, Ejército Zapatista de Liberación Nacional-, y que hablaba a través de un portavoz vestido con ropa militar y cubierto con un pasamontañas pudiera no solo hacer llegar su discurso al mundo entero, sino además ganarse su apoyo en la lucha. A pesar de los esfuerzos del gobierno mexicano por hacer que fuesen vistos como terroristas y a pesar de que parecían tenerlo todo en contra –la estética, las armas, la violencia- el Subcomandante Marcos consiguió convertir el acto de cubrirse el rostro en un símbolo, consiguió construir un discurso en el que el pasamontañas no solo era un elemento de protección, sino sobre todo un símbolo de que la lucha de los de abajo no tiene rostro porque tiene muchos.

Frente a un poder que es fundamentalmente orden y que por eso necesita identificar y clasificar, los zapatistas pusieron como símbolo un pasamontañas, que es la negación de ese intento de identificación y clasificación. Frente a un poder que es fundamentalmente orden, el pasamontañas es un símbolo y un arma poderosa, porque el poder no puede manejarse en ese anonimato, es esa indeterminación. Al construir un discurso propio en torno al pasamontañas, los zapatistas evitaban que tuviese el significado que le da el poder, que es el de ser una prenda propia de delincuentes y terroristas. Es decir, evitaban caer en debates estériles que dividiesen y dañasen al movimiento.

En mi opinión, esta en una importante lección que aprender para otras luchas, porque la ausencia de un discurso propio hace que sean otros los que hablen por el movimiento, y nunca será en su beneficio. Al contrario, harán que caiga en enfrentamientos internos que acabarán paralizándolo, como de hecho ha sucedido. Si un movimiento quiere conseguir cambiar las cosas, primero tiene que aprender a hablar por sí mismo, a construir su propio discurso y su propia práctica. Mientras no lo haga, puede que no sea dirigido por los infiltrados, pero sí por los medios, que nunca fueron otra cosa que los altavoces del poder.

Aunque los servicios del orden nunca debieran ostentar el vergonzoso falso deber de reprimir sino el verdadero de servir y proteger;

no cabe duda de que los representantes del orden merecen nuestro reconocimiento y agradecimiento, precisamente y únicamente en su función de aislar las violencias radicales que pudieran encender desgraciados despropósitos tanto por parte del que pega como del que recibe.

Pero cuando esa violencia queda patente con en frente manos pacificas y descubiertas, no puedo entender las reticencias y insistencias para acallar un sentimiento noble de honor en el corazón del que ve mermar su dignidad y desvanecer su futuro.

Mostrar rebeldía y oponerse a los porrazos para defender su compañero atacado es un acto civilizado y humano en defensa de la libertad de expresión y salvaguardia de los derechos humanos.

No oponerse a la primitiva y despreciable desmesura punitiva y no hacer nada seria cobardía, falta de ética y evidenciaría la felonía y todo el egoísmo enfermizo del que padece esta sociedad.

El propósito de una nación es de proporcionar a sus integrantes progreso.

Un País con mayúsculas, supuestamente democrático, no debiera necesitar ni de un órgano, ni de medios represivos y un tanto provocadores para acallar las voces y las palabras cuando se expresan amparadas por un derecho inviolable, reconocido no solamente en la mayoría de las constituciones sino también en el de la declaración de los derechos humanos.

Para utilizar una necia y vulgar imagen que incluso este gobierno puede entender “No se dispara a un hombre herido ademas de estar desarmado”.

¿Son los pobres tan desgraciados que no merecen ser escuchados?

¿Cual es la amenaza que tanto temen los mercados para necesitar acallar a simples hijos de la democracia, cuando reclaman simplemente un poco de justicia y equidad?

Es un error no luchar por un futuro mejor y si este gobierno es incapaz y teme mostrar su ineptitud dialogando, entonces, no son los manifestantes quienes serán responsables de sedición y disturbios, sino ellos mismos por no haber sabido por vanidad y prepotencia representar sus propios ciudadanos.

El pueblo es más sagaz de lo que uno puede esperar y nunca caería en enfrentamientos atroces y estériles, no obstante no se debiera deplorar siempre que este no pudiera cometer errores puesto que en este momento aunque estemos en “democracia”, la mayoría de los plebeyos no decide y por lo tanto no es el, sino el que gobierna, quien es responsable de cualquier consecuencia derivada de la falta de compasión, justicia y equidad que en ningún momento este gobierno demuestra tener.

Los parados dicen NO

Los sindicatos y los servicios públicos dicen NO

Los funcionarios de la salud y la educación dicen NO

Los estudiantes y sus padres dicen NO

Los autónomos dicen NO

Los que se quedan en casa dicen NO

¿Quién no dice NO?

Y no se les escucha.

¿Quién esta infringiendo las reglas de decoro, diplomacia, dialogo, consenso y responsabilidad?

¿Como podemos pedir desde la unidad, que todos los manifestantes se queden quietos y aguanten los ataques a su integridad?

¿Como podemos pedir a que salgan cara descubierta hacia el verdugo cuando en frente se cubren la cara porque desprecian darla?

Ya es hora que valientemente asumamos las consecuencias y seamos responsables de nuestros actos.

 

Read Full Post »

Documental: La Corporación – The Corporation (Español).

“The Corporation” es un documental dirigido por Mark Achbar y Jennifer Abbott que durante dos horas y cincuenta y tres minutos se interna en el mundo empresarial psicopático. Está basado en el libro con el título ‘La Corporación, la persecución patológica del beneficio y el poder’, de Joel Bakan.

Con entrevistas realizadas tanto a ejecutivos de multinacionales, brokers de bolsa, espías industriales, así como a activistas y pensadores contra la globalización (Noam Chomsky, Naomi Klein y Michael Moore, entre otros) se analiza el comportamiento de las multinacionales. Todo adornado con imágenes de anuncios y noticias de la televisión y videos promocionales de las empresas. La linea argumental consiste en dar por válida la hipótesis legal por la cual una empresa es “una persona” con derechos y obligaciones. Si es así la película se adentra en su comportamiento, su conducta y sus deseos. Amoral, única y exclusivamente motivada por la búsqueda del beneficio propio, no obstante busca la autojustificación y dar una cara humana. Sometiendole a un test psiquiátrico propuesto por la Organización Mundial de la Salud, Joel Bakan demuestra que “La Corporación” responde al perfil de un psicópata, y para testificarlo entrevistan a un alto cargo del FBI especializado en Psicópatas. La película, entre otros premios, ganó el de la audiencia al mejor documental en el festival de cine de Sundance, al que por premura no se presentó, pero fue invitada especialmente y aclamada por el público. A partir de este premio, el autor decidió distribuir libremente la serie por las redes de pares.

Read Full Post »

El NYT publica los nombres de los grandes defraudadores Espanoles.

Aqui tenemos aL ENEMIGO EN ESTADO PURO, LOS DEMÁS SON SUS GESTORES, Y NOSOTROS LOS GRANDES ESQUILMADOS. DECIDIDAMENTE EL QUE NO QUIERA TENER LAS COSAS CLARAS ES POR MIEDO, O POR SER UN MANDAO, O POR SOÑAR CON PERTENECER A ESE SUBLIME CLUB DE HIJOS DE PUTA (con perdón) Y sin maniqueismos, hablamos solamente de los saqueadores, y de si perdemos el miedo y les mandamos a tomar por el saco, o por lo contrario seguimos abriendonos de piernas ante sus  CRISIS MAGNIFICAS Y SUS RENTABILISIMAS SOLUCIONES.

 

 

Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial (entre ellos, por cierto, el padre del President de la Generalitat, el Sr. Artur Mas; José María Aznar; Dolores Cospedal; Rodrigo Rato; Narcís Serra; Eduardo Zaplana; Miguel Boyer; José Folgado; Carlos Solchaga; Josep Piqué; Rafael Arias-Salgado; Pío Cabanillas; Isabel Tocino; Jordi Sevilla; Josu Jon Imaz; José María Michavila; Juan Miguel Villar Mir; Anna Birulés; Abel Matutes; Julián García Vargas; Ángel Acebes; Eduardo Serra; Marcelino Oreja…). Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme.

Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa.
Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos. Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times.
El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos.
En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa -según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.
Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. 
El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones.
Pero el Sr. Botín no es el único. Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo.
Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”.
Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación. Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.
Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos.
El Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, ha indicado que la subida de impuestos de los ricos y súper ricos tiene más un valor testimonial que práctico, pues su número es escaso. La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula.
 En realidad, alcanza niveles de frivolidad.
Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España (y en Catalunya), uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor.
Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.
Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal.”

Read Full Post »

Older Posts »