Feeds:
Entradas
Comentarios

misosoafrica

Por DW

Los políticos aseguran, frecuentemente, que no hay lugar para el racismo en Alemania. Pero muchas personas lo sufren a diario, afirma Hamado Dipama, del Consejo de Integración de Múnich, tras un experimento nocturno.

images (5)

Hamado es miembro elegido del Consejo de Integración de la ciudad de Múnich, vocero del Consejo de Refugiados de Baviera, vicepresidente de la Agrupación de  Consejos de Extranjeros, Migrantes e Integración de Baviera y delegado del Consejo Alemán de Migración e Integración. Llegó a Alemania como refugiado político, procedente de Burkina Faso, en 2002.

DW: Usted ha llevado a cabo, con el Consejo de Integración de la ciudad de Múnich,  una especie de prueba de racismo en la vida nocturna muniquesa… ¿Cuál fue el resultado?

Hamado Dipama: Un resultado muy chocante. Teníamos claro que los africanos y turcos no logran entrar a todos los clubes, pero no teníamos claro que eso podía incluir a un…

Ver la entrada original 904 palabras más

Anuncios

MANOS HECHAS A MANO

Manos que inventan mis manos

manos para abrazar sin manos,

con solo la red repleta de tus dedos

Manos que dominais hachas

que traducis el hábito de las ramas

su locuaz arrebato con las alas y sus nidos

Manos que soportáis ignorancia

de los cielos a la hora del crepúsculo

Manos tozudas como niños

atareados en desnudar los besos

sino zarpazos o los suaves abecedarios

de estar solos con un animal entre los dedos

manos mensajeras de vuelo certero

al corazón de la fruta cuando callas

Endurecidas alforjas de la calma

si ella solo con los labios sueña

Manos de marear derrotas amarrar

cabos surcar el silencio hasta si

hasta alcanzar la rosa de los vientos

y sus bellísimos destrozos de espuma

Manos que a las heridas dais cobijo

y jamás dudais en acompañar mis ojos

cuando los adioses son trenes dibujados

en los tendales de estar solo

Manos que recogéis las mondas de la luz

y repartis el resto con la siembra

y si es abril ya todo es vaso y mesa

y descansais dejando a las herramientas

los talleres de la partida y el silencio.

Manos feroces tomando las estribaciones

del amor como una colina perpetua

Sucumbiendo con todo el cuerpo por delante

una vez alcanzada la lunar explanada

donde los dedos políglotas fundan oasis

e intercambian lenguas como datiles

Y al final manos simples y humildes

tecleteais los tactos y fundais alfabetos

en los lechos oscuros regresando fieles

siempre fieles y sin embargo os laváis las manos

antes de cerrar el libro abierto en su regazo.

MANOS (II)

Ellas son las que saben

las que conocen el tamaño de la vida

las que palpan el origen y la tierra

las que conocen la textura de la verdad

Ellas jamas miran de lejos

la bondad del mundo

Sopesan la ternura

como quien da forma al sueño

abiertas mecen las fatigas

Moldean la esperanza y hacen los días

desde la mañana a la noche

Cerradas guardan la rabia

o como animales heridos se doblan

y golpean derrotadas, y salvajes

adoran la piel de los besos

se posan como si todas las aves

y adoran el pan el vaso los alimentos

que ellas tallan, anónimas

renuncian al alboroto de los ojos

y siempre echan una mano

a veces matan y golpean y cuentan

con los dedos para las perdidas

los adioses escavados por ellas

en la tierra o en el aire sí regresan

Son furtivas y se adelantan a la lengua

en las incursiones húmedas

en las tupidas oquedades del deseo

y retozan con sus cinco sentidos

cuando alcanzan las charquitas y sus vocales

jamas olvidan el camino que las lleva

a las fuentes de tu nilo escondido

Este poema los escribo sin manos

y son funambulista por un momento

para que descansen leyendo este poema

y disfruten de su sagrado insomnio.

Y vosotros no olvidéis que cómo dioses

tenemos la vida en nuestras manos

NEGRA CUBANA TENÍA QUE SER

377627_4943705304120_2128417480_n Espera

379184_4943698063939_747461638_n Contemplación

404529_4943701784032_1170428217_n Felicidad

521816_4943698863959_43802070_n Bendición

526469_4943702464049_73694185_n Co-maternidad

526945_4943696863909_756231414_n Perfección

538239_4943698623953_715024200_n Juego

Todas las fotografías pertenecen a la artista cubana Sahily Borrero y forman parte de la colección “Profundidades”. Los vocablos asociados a cada imagen han sido asignados por Negra cubana.

Ver la entrada original

La vida en Nanchang Lu, Shanghai – Entrevista a Fiona Reilly.

La vida en Nanchang Lu, Shanghai – Entrevista a Fiona Reilly

entrevista a Fiona Relilly

Hoy he tenido el placer de entrevistar a Fiona, el alma de Life on Nanchang Lu, el lugar donde puedes acudir si quieres aprender más sobre comida – especialmente comida callejera- en Shanghai.

La comida

 

 

La comida

Fiona, te defines como una amante de la comida, escritora, fotógrafa y experta catadora de raviolis chinos. Me gustaría comenzar con la pregunta más importante: ¿Cuál es, en tu opinión, el mejor fanguanr (restaurante) de raviolis de Shanghai?

Tengo debilidad por The Humble Room situado en 601 Nanchang Lu. Está al lado contrario del brillante y luminoso centro comercial IAPM, por lo que hace que parezca aún más humilde, pero tiene unas de las más sabrosos (y baratos) xiaolongbao de toda la ciudad.

En tus series acerca de la comida callejera de Shanghai, mencionas 36 tipos diferentes de comida callejera. Imaginemos que estoy en Shanghay sólo para un día y mi objetivo es aprender el máximo posible sobre este tema. ¿Dónde debería ir y qué me aconsejarías que probara?

 ¡La cosa magnífica de la comida callejera es que puedes empezar tu aprendizaje cualquier momento del día!

 

Pronto por la mañana, hasta las diez, camina a lo largo de Xiangyang Lu entre Changle Lu y Fuxing Lu, encontrarás montones de buenísima comida para el desayuno, incluido jian bing (gran pancake doblado en un pequeño envoltorio) y you tiao (palitos de pan fritos) además de noodles, raviolis y congee (potaje de arroz). Entre ambos, el pequeño y encantador parque Xiangyang, donde podrás practicar tai chi y baile de madrugada.

Para la hora de la comida – Sipailou Lu, cerca de Fangbang Lu – un corto paseo desde Yu Gardens (por cierto, hay una fantástica zona decomida en Yu Gardens donde puedes probar un montón de platos locales baratos sin necesidad de hablar chino, y los puedes ver en vivo, incluso los xiaolongbao GIGANTES con pajitas en ellos).

Por la tarde – La zona de Kunshan Lu/Zhapu Lu en Hongkou, a partir de las cinco de la tarde hay gran cantidad de vendedores preparados. Este es realmente un fantástico lugar.

En Huanghe Lu, al norte de la Plaza del Pueblo, encontrarás las famosas Jia Jia Tang Bao y al otro lado de la calle los raviolis fritos de Yang – así que podrás degustar dos de las más famosas comidas callejeras de Shanghai de un tacada.

El sureste de la Plaza del Pueblo es otra pequeña zona de comida a la que me gusta ir por los snacks: en Yunnan Nan Lu, al sur de Yan’an Lu, hay muchos restaurantes pequeños de comida en la calle.

Si no te apetece ir por tu cuenta, mis buenos amigos de Untour Shanghai hacen tours de comida callejera en pequeños grupos (normalmente menos de cinco) y son muy divertidos.

¿Sabes cómo cocinar comida china?

He pasado mucho tiempo apoyada en las puertas de las cocinas en China, observando. Todavía tengo mucho que aprender, pero puedo preparar platos simples y hacer raviolis chinos. Mi cocina china es muy casera, ¡pero mis hijas la adoran! También estamos poco a poco introduciendo Australia al concepto del Hot Pot chino (o caldero mongol) – cada  domingo por la noche organizamos en nuestra casa la noche del Hot Pot, reunimos una marea de amigos, un montón de cerveza fría y una cacerola llena de cosas sabrosas.

 

Vida

Click here to view the video on YouTube.

Haz clic aquí para escuchar a Fiona en Brisbane TEDx event. Durante su charla, Fiona explica como la medicina le ha enseñado a ser intuitiva, pero que China le ha enseñado a vivir intuitivamente. 

¿Cómo y cuándo llegaste a Shanghai?

Llegué a Shanghai en 2009, cuando mi marido Matt (que es un artista) ganó un concurso de diseño para la Expo de Shanghai.

¿Qué haces en China?

Ahora vivo entre Australia, donde sigo con mi trabajo habitual como médico especialista en un hospital de niños grandes, y China, donde llevo a cabo una serie de proyectos creativos. Es como la mezcla perfecta de las dos mitades de mi personalidad. En China estoy actualmente rodando una serie de documentales cortos sobre viajes y comida, y acabo de terminar un proyecto trabajando con artesanos Miao en Guizhou, ayudándoles a mostrar su trabajo a un público más amplio. Ha sido un proyecto muy satisfactorio e interesante.

Todo los expatriados tienen alguna historia divertida relacionada con la cultura de las expresiones y los gestos en China (bueno, yo mismo tengo un montón). ¿Cuál es la tuya?

Cuando mis hijas iban al colegio chino metí la pata con mis gestos faciales muchas veces, así que decidí dejarlos en casa para no incomodar a nadie. Por lo general fue debido a que estaba preparada inadecuadamente como Madre Tigre. Llegué a pensar en mi misma como la Madre del Cordero del Sacrificio, la mujer despistada que no sabía nada sobre las calificaciones de acceso a la universidad, o de la relación entre musicalidad y la capacidad por las matemáticas, o donde encontrar una guía resumida de los siete libros de la serie de Harry Potter. La mujer que alzó la mano frente a toda la escuela porque pensó que diez minutos a la semana quizás era poco tiempo de juego para niños de siete años.

Oh, la vergüenza. Todavía me abochorna la respuesta del director, “Señora Reilly. El colegio es para aprender. La casa es para jugar.”

¿Por qué Shanghai y no, por ejemplo, Beijing?

Shanghai es donde me establecí por primera vez en China y donde ahora me siento como en casa. Beijing tiene mucho para recomendar, pero creo que para la mayoría de expatriados todo se reduce a donde aterrice tu avión.

De viaje

festin mesa larga

Banquete de mesa larga en Hani, Provincia de Yunnan 

 

A nuestros lectores les gusta leer sobre lugares desconocidos. ¿Nos puedes decir tres sitios que te encantan en Shanghai y que no se encuentran en la Lonely Planet? Y no, la respuesta no puede ser ni un restaurante ni un puesto de comida. 

1. Hongkou – cuenta con algunos de los más bonitos edificios antiguos de Shanghai. Me fascina deambulear por sus calles y ver vivir la vida.

2. La casa de baño en Hongmei Lu – Voy allí para pasar cinco horas al remojo, exfoliándome, vagando en pijamas Hawaianos, raviolis, batidos de frutas y una sala de exposiciones.  Representa un valor excelente.

3. El mercado mayorista de alimentos de Shanghai  – Es un mundo nocturno de verduras y negocios turbios. Entra bajo tu propia responsabilidad.

¿Cuál es tu provincia china favorita y por qué?

Adoro Guizhou. Es todavía salvaje, virgen y muy hermosa. Siempre que la visito me suceden cosas inesperadas e interesantes. Una vez fue la invitación a un ancestral festival que se celebra una vez cada trece años, otra encontrar un barco dragón a punto de ser lanzado al río.

La gente Miao de Guizhou lleva vidas muy tradicionales, pero me encanta visitarlos porque (como los australianos) aman la bebida, la fiesta, las celebraciones y bailar.

En tu About Page, me di cuenta de una foto sobre el banquete de mesa larga en Hani y me ha despertado la curiosidad. ¿Me puedes contar algo sobre este banquete? 

El banquete es una celebración de la cosecha de arroz de otoño para la gente de Hani en Yunnan. Hacen una hilera en la calle principal del pueblo con cientos de mesas y de invitados en una noche fabulosa de comida y bebida. La comida es toda de la zona; ensaladas de líquenes, conservas de pescado salado, pato asado, hierbas silvestres; y hay baile y canciones hasta muy entrada la noche. Todos se van a casa llenos y contentos.

Leí en algún sitio de tu página web – no lo pude encontrar de nuevo – que un año atravesaste toda China acampando en furgoneta. Me da mucha envidia. ¿Me puedes hablar sobre esta aventura? 

En 2012 se hizo realidad la idea más descabellada que he tenido nunca. Mi marido, mis dos hijas y yo recorrimos China en una caravana. Nos llevó seis meses y cubrimos un total de 30,000km en total alrededor de fronteras remotas de China. Fue una aventura de lo más salvaje – arresto militar, deslizamientos de tierra, terremotos, mal de altura y averías (¡tanto psicológicas como mecánicas!) pero en realidad es la cosa más significativa y hermosa que hemos hecho nunca como familia. Actualmente estoy escribiendo un libro sobre el viaje, llamado The Uncharted Kingdom (Reino Inexplorado).

Fiona, ¡muchas gracias por tu tiempo!

¡Ha sido un placer!



P.D. Si compartís este articulo en el Facebook o Twitter prometemos que no nos enfadamos:

share on Twitter Like La vida en Nanchang Lu, Shanghai – Entrevista a Fiona Reilly on Facebook

P.P.D. Nos encantaría escuchar tu opinión. Haz clic aquí para dejar un comentario!

Qué supone ser apátrida en España.

 

 

Qué supone ser apátrida en España

Constitucional falla que República Dominicana no tiene que acatar sentencia de la CorteIDH

República Dominicana deja sin nacionalidad a más de 250.000 ciudadanos descendientes de haitianos/ FOTO EFE (IMAGEN DE ARCHIVO)

Qué supone ser apátrida en España

En nuestro país, el año pasado solicitaron el estatuto de apátrida un total de 1.142 personas, la mayor cifra alcanzada en toda la serie histórica

“Conseguir la nacionalidad sería como si me tocara la Lotería”, dice Ali, que nació en Pakistán antes de que la guerra separase Paquistán de Bangladesh

La mayoría de las solicitudes por no tener nacionalidad provienen de personas de origen saharaui, casi el 99% del total

España tarda años en resolver las solicitudes incumpliendo el límite de tres meses, según CEAR y Acnur

Intente ponerse en situación. Imagine que el país en el que ha nacido no le reconoce como ciudadano, privándole de poder acceder a los servicios más básicos. Continúe proyectando una realidad en la que nadie le puede dar un puesto de trabajo, no porque la tasa de paro esté por las nubes, sino porque carece de algo tan esencial como un simple carné de identidad. No puede viajar, abrir una cuenta bancaria o ejercer el derecho al voto. En definitiva, no disfruta de una identidad que le vincule jurídicamente con una nación. Si se muere no quedará registrada su existencia en ningún documento.

Más de diez millones de personas en el mundo viven esta situación en su día a día. Se les conoce como apátridas, no tienen patria, carecen de nacionalidad. Entre los rostros que componen esa cifra está la de Ali, nombre ficticio a petición propia. Nos citamos con él en la madrileña sede de CEAR una mañana fría de mediados de noviembre. Lleva en España desde 1998. Tomó un vuelo en Bangladesh y aterrizó en el aeropuerto de Barajas gracias a un pasaporte falso —un método que, según la Comisión de Ayuda al Refugiado, es menos habitual en la actualidad dada la mejororía en los trámites para los apátridas—.

En nuestro país, han solicitado la apatridia 3.083 personas, mientras que solo el año pasado solicitaron el estatuto de apátrida un total de 1.142 personas, la mayor cifra alcanzada en toda la serie histórica. De otro lado, a lo largo de 2013, se resolvieron 298 expedientes, de los cuales 232 fueron favorables. 16 personas consiguieron acceder a esta condición sentencia judicial mediante. No obstante, la relación del número de solicitudes con las que se despachan favorablemente no aporta significado de valor, ya que las peticiones tardan años en tramitarse.

“Dicho de una persona que carece de nacionalidad”.  Es la definición que ofrece la RAE para explicar qué es un apátrida. Las organizaciones sociales, en cambio, sostienen que la crudeza de esta realidad motiva la necesidad de una explicación más amplia. “Un apátrida está atrapado en un limbo legal, disfrutando solamente de un acceso mínimo a la protección legal o a la sanidad. La nacionalidad es esencial para la participación plena en la sociedad”, se lee en la página web de ACNUR, la Agencia de la ONU para los refugiados.

Pero, ¿cómo se convierte una persona en apátrida? Uno de los motivos, que sobresale, es la desmembración de los países, sobre todo, a causa de enfrentamientos armados. En la lista de pretextos también se muestran lagunas en las legislaciones a la hora de nacionalizar ciudadanos, leyes que marginan a minorías, o discriminación a la mujer -cerca de 30 países no permiten a las mujeres traspasar la nacionalidad a sus hijos-.

En España, la mayoría de las solicitudes de apátrida provienen de extranjeros de origen saharaui, casi el 99% del total. Su situación en la actualidad es más favorable, tras sendas sentencias emitidas por el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional que revocaron la denegación de apatridia a saharauis. Un precedente “sumamente positivo”, según las ONG. La mayoría de saharauis deciden venir a España, la excolonia, porque no pueden acceder a la nacionalidad de Argelia, y rechazan convertirse en marroquies.

A nivel mundial, existen muchos casos de apatridia como los de los ochenta mil romaníes europeos que llevan sin nacionalidad desde la separación de la República Checa y Eslovaquia. Y cerca de 300.000 personas de origen haitiano no son reconocidas en la República Dominicana. Es la propia Administración la que pone trabas para que los apátridas concluyan los trámites.

Hasta el año 2001, España no incorporó en su ordenamiento jurídico un reglamento que definiera los pasos a seguir para reconocer la situación de apátrida (RD 865/2001, de 20 de julio). “Esta ley tiene puntos muy atractivos, han venido delegaciones internacionales para conocer como se actúa con los apátridas en España”, aseguran expertos en la materia. Pero no es la única norma que rige. En nuestro país también coexiste la Convención de 1954 sobre el Estatuto de los Apátridas, promulgada por Nacionales Unidas, y firmada por España, y que este año celebra sus bodas de oro.

Sin embargo, las ONG coinciden en que hay varios puntos negros en el trato a los apátridas. Uno de ellos es la tardanza en resolver las solicitudes de protección. La ley pone el límite en tres meses, sin embargo, en la práctica, se demuestra que se alargan varios años. “Esto provoca que muchas personas que llegan a España tengan la condición de apátrida provisional, dejándoles en una situación muy precaria, con un acceso mínimo a los servicios públicos”, asegura María Jesús Vega, portavoz de Acnur en España.

Pese a estos inconvenientes en el proceso, el deseo de conseguir por primera vez la nacionalidad, de sentirse parte de una comunidad, lleva a Alí a renunciar a la crítica y centrarse en los aspectos positivos. “España me ha tratado muy bien”, asegura Ali mientras saborea una taza de café. Toda su familia es de origen Bihari, una minoría étnica de Bangladesh, a la que despectivamente también se les conoce como “desamparados paquistaníes”. Sirve para describir lo que tienen que padecer. En 1971, estalló una guerra civil en Pakistán, que provocó la secesión de la zona oriental, que se convirtió en lo que hoy conocemos como Bangladesh. Los biharia quedaron en ese territorio, pese a haber apoyado a Pakistán, lo que sirvió al gobierno bangladesí para no reconocerles la nacionalidad.

Ali entró a España con un pasaporte falso y sin poder traer consigo a su familia, a quienes envía dinero periódicamente. En el momento en el que llegó, no existía la posibilidad de solicitar la apatridia, por lo que pidió la protección de asilo que le concedió la Administración. Luego vino el permiso laboral, que le ha servido para encontrar un puesto de trabajo como camarero en un bar de la capital. Ahora, la siguiente meta, es conseguir la nacionalidad, una ilusión que podría materializarse en los próximos días.

“Junto a la abogada de CEAR, estoy en trámites para conseguir la nacionalidad española”, avanza Ali. ¿Qué supondría para ti?, pregunta: “sería como si me tocara la mismísima Lotería”, expresa sin el menor atisbo de duda, acompañado de una sonrisa que no refleja miedo sino, todo lo contrario, esperanza.

Otro de los reproches que formulan las organizaciones sociales al Gobierno es que España aún no se ha adherido a la Convención de 1961 de la ONU para la Reducción de los Casos de Apátrida, “Sería positivo que el Gobierno ratificara esta convención”, dice Vega, portavoz de Acnur.

Proceso para solicitar el estatuto de apátrida en España

Al llegar a España, un inmigrante sí tiene acceso al acogimiento que prevé el Gobierno para los refugiados. Pero hasta aquí las ayudas. Entre otras cosas, no pueden emplearse, porque no tienen permiso de trabajo, a diferencia de los solicitantes de asilo que a los 6 meses pueden contar con esta licencia. Y otra desventaja: para acceder a la nacionalidad española deberán esperar 10 años, cinco más respecto a los refugiados.

Los apátridas deben dirigirse a la Oficina de Asilo y Refugio antes de que se cumpla un mes desde su entrada en España. En un plazo de tres meses, el Ministerio del Interior debe ofrecer una respuesta. Si le conceden la apatridia tendrá una serie de derechos reconocidos: residencia, actividad laboral y un documento de viaje con una validez de dos años.

Para terminar, Alí, cambia su semblante, se vuelve serio para hablar de sus orígenes. “He vuelto a Bangladesh un par de veces, pero no regresar. Estoy bien Europa. Allí mi made vive en unas condiciones muy malas”, asegura. El Gobierno les ignora por pertenecer a una minoría que ven como enemiga. Eso les impide acceder a servicios elementales, como educación o sanidad.

Petición · No aprueben la enmienda 278 que permite el expolio de nuestros Parques Nacionales #SOSParquesNacionales · Change.org.

 

 

Petición · No aprueben la enmienda 278 que permite el expolio de nuestros Parques Nacionales #SOSParquesNacionales · Change.org

No aprueben la enmienda 278 que permite el expolio de nuestros Parques Nacionales #SOSParquesNacionales

No hay palabras para describir el estado de excepción al que estamos sometidos. Cada medida que este Gobierno aprueba es una vuelta de tuerca, garrote vil a la mayoria de los pueblos y personas que habitamos este país sometido a un expolio sin fin.

Intolerable, indignante, urge la toma de medidas contundentes para expulsarles del Poder, someterles a juicio y castigarles según sus tropelías.

Salud, ni un paso atrás.

No aprueben la enmienda 278 que permite el expolio de nuestros Parques Nacionales #SOSParquesNacionales

El expolio contra nuestro patrimonio natural continúa. Y ahora van a por los Parques Naturales. Si no lo evitamos, la Red de Parques Naturales podría perder su estatus de máxima protección con las enmiendas que el Grupo Parlamentario Popular presentó el pasado 20 de octubre en el Senado durante la tramitación del proyecto de Ley de Parques Nacionales.

La prohibición de actividades como la caza, la pesca, las actividades de explotación forestal masiva queda supeditada a la voluntariedad de los propietarios o a la indemnización, de forma que la protección de los parques se ve gravemente amenazadas.

Organizaciones como Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF consideran que el proyecto de Ley afecta la conservación de cada espacio. Y por eso pedimos también tu ayuda con esta petición.

La enmienda 278 que defiende el Partido Popular plantea la no entrada en vigor del régimen jurídico de protección de un Parque Nacional hasta que el propietario titular de los terrenos no lo decida.

Por si no fuera suficiente, la enmienda también contempla cualquier derecho que pueda existir en un futuro sin ningún tipo de limitación. Si mañana aparece petróleo en Doñana, se podrá explotar; y si pasado mañana un Ayuntamiento recalifica medio Picos de Europa, se podrá urbanizar. En definitiva, la modificación presentada por el grupo popular incumple todos los principios de interés general y pretende eliminar el poder de lo público y el interés por la conservación.

Los parques nacionales no ocupan ni el 1% del territorio. Es lamentable que un Estado no sea capaz de mantener a salvo de la explotación ni siquiera esa ínfima porción de su territorio. Estamos acabando con lo poco que nos queda de naturaleza. Debemos luchar por conservarlos.

Para poder frenar este hurto al disfrute público de nuestro patrimonio natural necesitamos tu apoyo. Firma esta petición para parar la enmienda 278, dejando nuestros parajes naturales en la más absoluta indefensión.