Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘poesia’

‘Pessoa en España’

‘Pessoa en España’.

 

Fernando Pessoa.

Fernando Pessoa.

Por LUIS MARÍA MARINA

El pasado 12 de septiembre se inauguró en la Biblioteca Nacional de Lisboa una pequeña exposición, comisariada por Jerónimo Pizarro y Antonio Sáez Delgado (ambos buenos amigos), acerca de las relaciones entre Pessoa y España. Los dos han escrito largo y tendido sobre el particular; si el extremeñoSáez Delgado ha hecho de las relaciones entre las vanguardias españolas y lusas y, en particular, de las dePessoa con los Adriano del Valle y compañía, una de sus principales líneas de investigación (Órficos y ultraístasAdriano del Valle y Fernando Pessoa), el colombiano Jerónimo Pizarro, uno de los más reputados pessoanos de los últimos tiempos, ha firmado recientemente (con participación del propio Sáez Delgado y de Pablo Javier Pérez López) el volumen Iberia. Introducción a un imperialismo futuro, publicado primero en portugués por Ática y ya traducido en España por Pre-textos, en el cual se recogen textos de Pessoa acerca del iberismo y de su polémica visión de la integridad territorial española, y del que esta exposición es, en cierto modo, una continuación.

Como los tiempos no dan para más, la exposición se reduce a lo esencial, pero ello no obsta en absoluto para que el espectador sea consciente de la familiaridad con que los comisarios se mueven por el terreno que pisan. Y lo esencial es, por un lado, papeles de Pessoa y otros modernistas relacionados con España y, por otro, libros en castellano (y en las demás lenguas españolas) que dan fe de la desigual recepción dePessoa en nuestro país; desigual sobre todo si medida temporalmente: de la timidez de los años cuarenta y cincuenta (cuando ya la revista Presença había recuperado su figura y publicado parte de su obra en Portugal) al boom que se inicia a finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta y que se vuelve ya imparable, como se puede comprobar en las vitrinas de esta exposición, a partir de los ochenta, con la edición del Libro del desasosiego firmada por Ángel Crespo.

Entre los papeles de Pessoa encontramos las ya conocidas cartas a Miguel de Unamuno y los textos de la polémica, imaginada por Pessoa, y derivadas de sus diversas aproximaciones al iberismo. Nos sorprendemos al descubrir que también Mário de Sá-Carneiro le remitió a Unamuno su Dispersão, acompañándolo con una carta en tono grandilocuente que si no sirvió, por lo que parece, para que el bilbaíno le alabara los versos, sí es reveladora del enorme prestigio de que éste gozó en Portugal no ya entre la generación simbolista de Eugenio de Castro, sino también entre los modernistas. Pero, sin duda, lo que más nos ha sorprendido es una bizarra carta astral con que Pessoa trata de discernir los futuros de la II República Española tras su proclamación en Madrid y Barcelona. Una carta que nos quedamos con las ganas de saber (curiosidad obliga) si predijo o no el terrible destino que le aguardaba a la vuelta de la esquina, pero que en todo caso sirve para mostrar una vez más la predilección de Pessoa por el pensamiento oscuro como medio de acceso incluso a lo claro.

Entre los segundos, es decir, entre los libros que dan cuenta de la recepción de Pessoa en las lenguas de España, me quedo con dos, que nunca había visto físicamente y a los que debemos parte sustancial de la consagración de Pessoa en los países de habla hispana: me refiero a la traducción de los poemas deCaeiro que Ángel Crespo publicó en los bellos libritos en dieciseisavo de Rialp en 1957 y, sobre todo, a la Antología (precedida por el ensayo El desconocido de sí mismo) que Octavio Paz dio a las prensas de la UNAM en 1962 (y que, con buen criterio, fue recientemente reeditada en México por esa institución). Tal y como señalan los comisarios, la publicación de ambos y, en particular, la lucidez de la interpretación de la heteronimia que lleva a cabo Paz, representan el punto de no retorno en cuanto a la consagración de la obra del luso, extendida desde entonces  a todos los países de habla hispana: valga como ejemplo del caso de Venezuela —dos de los más grandes poetas de las últimas décadas, Rafael Cadenas y Eugenio Montejo, han sido pessoanos confesos y aun han practicado, en el caso de este último, la heteronimia como forma de expresión poética.

Recorrer la exposición que han organizado Sáez Delgado y Pizarro nos permite darnos cuenta del largo camino recorrido en estas décadas; de la fuerza con que Pessoa se ha incorporado a nuestro canon, en un impulso que no parece conocer límites: actualmente están en proceso varias nuevas ediciones —y varias nuevas traducciones— relativamente amplias (no hay “completas” de Pessoa, y quizás no tendría sentido que las hubiera) de las obras del luso. Nos habla, también, de la necesidad de aprender a lidiar con el éxito del icono Pessoa —convertido para cierta cultura en símbolo de una manera de entender al hombre contemporáneo; en paradigma de lo portugués y aún de la profesión literaria, paradigma del poeta posmoderno—: una necesidad de la que muchos de los poetas portugueses con quienes hablo sienten con peculiar intensidad. Y es que quizás haya llegado el momento de dar un paseo agradable por las laderas de esa enorme montaña de libros de Pessoa que hemos ido publicando en las últimas décadas para, llegados a la cumbre, sentarnos a disfrutar conscientemente —tarea en que no puedo imaginar mejores guías quePizarro y Sáez Delgado— de la soberbia vista que ofrecen los vastos y complejos países pessoanos.

  • Pessoa em Espanha, primera actividad de la Mostra Espanha 2013, se expone en la Biblioteca Nacional de Lisboa desde el 12 de septiembre hasta el 31 de diciembre.

Noticia relacionada en TAM TAM PRESS:

Anuncios

Read Full Post »

No llores amor mio
quejarse es darle de comer al saqueador
sientate en un siglo
bajo este árbol que arde fresquisimo
bajo esta lluvia jovial
de profundas transparentes raices
No llores amor mio
ellos están muertos entre los vivos
comen tu llanto voraces
son una parte del dios ateo de la muerte
No llores amor mio
la noche comparte ramas con tu llanto
y la lluvia adora los labios de tu risa
tu llanto es un tesoro de islas
que solo el mar y tus párpados tutean
aunque ellos crean
que es la cascara de sus crímenes.
Empapados por la lluvia
bajo el árbol encendido
estamos a rasguardo de los saqueadores
que sin vernos
acarrean sus tumbas
y se desvanecen y se borran
en este charquito de lagimas
mientras tus ojos clarean
como un árbol que canta.

Non chores amor mio
queixarse é darlle para comer ao saqueador
sientate nun século
baixo esta árbore que arde fresquisimo
baixo esta choiva xovial
de profundas transparentes raices
Non chores amor mio
eles están mortos entre os vivos
comen o teu choro voraces
son unha parte do deus ateo da morte
Non chores amor mio
a noite comparte ramas co teu choro
e a choiva adora os beizos da túa risa
o teu choro é un tesouro de illas
que só o mar e as túas pálpebras tutean
aínda que eles crean
que é a cascara dos seus crimes.
Empapados pola choiva
baixo a árbore acesa
estamos a rasguardo dos saqueadores
que sen vernos
carrexan as súas tumbas
e desvanécense e bórranse
neste charquito de lagimas
mentres os teus ollos clarean
como unha árbore que canta.
e ali a chuvia

Read Full Post »

graal

GRAAL
Respiración oscura de la vulva.

En su latir latía el pez del légamo
y yo latía en ti.
Me respiraste
en tu vacío lleno
y yo latía en ti y en ti latían
la vulva, el verbo, el vértigo y el centro. la distancia del sueño

Read Full Post »

Prometemos levantar un mapa de derrotas, una carta marina de los dias en los que los amigos venian del presente mas furioso, y el futuro nos aburria con sus aires de nuevo rico. Despues, en cada instante inteminable izamos hogueras por doquier, ignorados magnificamente por los traficantes de cadaveres, cantamos coplas chivadas por Villon, recibimos la ultima carta de Rimbaud confirmando que habia llegado, aúnque maltrecho y mutilado de ambas piernas, que habia llegado a Etiopia y se disponia a arreglarlo todo para no volver jamas a Europa.
Palabra de compay.
A continuación una breve reseña de los artistas, devenidos amigos del alma, que participaron en la II Semana de Poesía Salvaje

Guillermo Ferrándiz

Nació en Ferrol, en el barrio del Inferniño, en 1951. La dureza heroica del gris naval y el alma geométrica de la ciudad lo marcarían para siempre jamás. Marchó. Volvió. Escribió las novelas “Conacho”, “La piedad del invierno”, y su poemario “Las arrugas del tiempo”, para que el pasado dejara de fastidiarlo. Más tarde le dedicó a su infancia un estudio sobre el habla local para que su corazón pudiera pensar la dulce amargura de la infancia. Ahora da clases de lengua española en el instituto Marqués de Suanzes y su única preocupación estética, ética y monotemática es el desarraigo…

Juan Carlos Valle, “Karlotti”

“La pobreza de la posguerra es el territorio de mi infancia, territorio ilimitado dónde la escasez alimenta la abundancia de los sueños. La aldea gallega, mi patria, que me hará para siempre jamás, mas que cosmopolita, habitante de la lumbre y de sus voces. Emigraciones sucesivas y tempranas: Maside, Valtuille, Lugo, Ferrol, dónde después de cuarenta años, regreso y habito, Valladolid, asentamiento duro y duradero dónde la Poesía y la Amistad, levantan para siempre jamás sus coordenadas, cruzadas por las Derrotas y los Regresos: Yugoslavia, Italia, Irán, Afganistan, India, el Circo Moira Orfei…
Y mis poemas se vuelven la parte destilada de las astillas de los días. Revistas de Poesía y manifiestos, siempre bajo el signo de la Bendita Mala Suerte y de las Barricadas Clandestinas:
Hebe, Pavos Reales, Haz y Envés, Pliegos de Cordel Vallisoletanos, Cuadernos Leoneses de Poesía, Un Ángel Mas, El signo del Gorrión, Barrio de Maravillas, y libros y antologías: Todos de Etiqueta, Esto Era y no Era, Un Golpe de Dados, Los Infolios, y Todos los Jueves Salvo la Luna”.

Carlos Santiago

El escritor, dramaturgo y artista Carlos Santiago desarrolla su actividad en las artes escénicas a caballo entre Galicia y Portugal. Formó parte de la compañía teatral Chévere y de la banda de rock Psicofónica de Conxo. Es autor de un poemario, Metalurgia (Positivas 1996), y de una buena lista de espectáculos teatrales a uno y otro lado del Miño. Su trabajo está fuertemente comprometido con apuestas experimentales y una visión satírica de la realidad. El juego entre lo real y lo ficticio, y su trasfondo político y filosófico, es característico de su poética.

Leire Bilbao

Leire Bilbao nació en 1978 en Ondarroa (Euskadi). A los catorce años empezó a participar en el mundo de la improvisación oral. Un día decide dejar de rimar y publica su primer libro de poesía, Ezkatak (Escamas) por la editorial Susa ed.2006. Sus poemas fueron traducidos al inglés, alemán, italiano, gallego, catalán y castellano.
Colabora en revistas y medios de comunicación de diferente índole; periódicos, revistas, radio… Participa en recitales, conferencias y demás actividades culturales. Algunos de sus poemas fueron musicados, y en el 2008 les otorgan el Premio de la Música de España en euskera por la canción Irene de Javier Muguruza.
Tiene tres libros de literatura infantil. En el 2009 espera publicar otros, y está trabajando en su siguiente libro de poesía.

Paco Pestaña

Escultor y poeta, como se dice ahora, artista multidisciplinar, realizó numerosas exposiciones, recitales, programas de radio y televisión y colaboraciones de prensa. Dirigió y colaboró en simposios de escultura internacional. Tiene programadas las siguientes exposiciones: Museo de la Bairrada, Museo de Aveiro, simposio en Vila Nova de Gaia, certamen de poesía internacional en Cerdeña (mes de agosto). Exposición antológica: palacio de la Diputación de Ourense.

Déborah Vukusic

Nació en Ourense en 1979. Licenciada en Filología Hispánica (Univ. Alcalá de Henares) y en Interpretación (Real Escuela Superior de Arte Dramática), combina el trabajo de actriz con el de escritora. Así ha participado en LEX, La Tira, El comisario… y en obras como Presas, dirigida por Ernesto Caballero para el Centro Dramático Nacional o The Cardenio Project (Festival La alternativa) en cooperación con la Universidad de Harvard.
Publicó: Guerra de identidad, Baile del Sol, Tenerife, 2008; Poesía Capital, Pepe Ramos (ed.), Sial, Madrid, 2009; 23 Pandoras: poesía alternativa española, Vicente Muñoz Álvarez (ed.), Baile del Sol, Tenerife, 2009.

Sin Red

La propuesta de esta agrupación va más allá de la mezcla de música y poesía. Ese trasfondo se rinde a su rigor improvisatorio y su radical contemporaneidad expresiva. No hay recuerdos previas, no hay partituras. El poema y su música se diluyen, se hacen polvo, para renacer en la reescrita de voces e instrumentos. Una aventura de libertad y riesgo del que el espectador se siente partícipe. Sin Red actuó en numerosos festivales españoles y extranjeros: Francia, Reino Unido, Suiza, Austria, Alemania, Rumanía o Brasil, superando las setenta puestas en escena. Además, lleva a cabo una labor pedagógica para artistas interesados en la improvisación de todos los campos y grabó un disco. Este espectáculo basado en la escucha de los integrantes del grupo, en la composición espontánea, se enriquece en cada nueva aparición pública. La compenetración de sus miembros, les permite practicar un “repentismo” que va más allá de la actitud circense del “más difícil todavía”, para recogerse tanto en los matices particulares como en la energía común: un espectáculo en combustión espontánea.

Olaia Cocinha Lozano

Nació en 1979 en Viveiro. Ha publicado Las cervicales de la memoria (editorial Fervenza, premio de poesía ‘Avelina Valladares’ 2004). Participó en las publicaciones colectivas De las sonorosas cuerdas. 15 poetas desde Galicia (Eneida, 2005), Poetas con Rosalía (Fundación Rosalía de Castro 2006) y Volverles la palabra (Difusora de Artes y Letras, 2006). Ha colaborado en diversos periódicos y revistas como A Micrófono Cerrado, Nosa Terra, La Voz de Galicia, Grial, InfoXove, A Xanela, MOVE o http://seriealfa.com/home.htm.art i literatura.
Acaba de publicar Libro de Alicia, (editorial Espiral Mayor, premio de poesía Fiz Vergara Vilariño 2008). De vez en cuando escribe en http://www.reveladora.blogspot.com .

Marcos Lorenzo

Economista y antropólogo, ha realizado estudios complementarios en urbanismo, políticas sociales y gestión cultural. En el ámbito de la comunicación fue redactor de revistas de pensamiento y arte, articulista habitual en Grial, http://www.vieiros.com y Tempos Novos, y locutor de Radio Filispim junto a Pedro Ferrández en el programa Aquello Que Vibra. En la cosa contracultural dirigió con mano de hierro la Sociedad “Patafisica del Atlántico” y comandó el movimiento incendiario SuFaTo “SuperaFavordeTodo”. Hasta hoy en día, publicó varios libros de carácter profesional. Su última obra es un ensayo de carácter aforístico titulado “Liquidación de Existencias” (Difusora, 2005). Entre sus próximos proyectos está la refundación del partido Reticencia Gallega y la preparación de un poemario crónico inspirado en la vida de Juan Carlos González del Valle “Karlotti”.

Comando Delta

Grupo dinámico de operaciones especiales surgido dentro de la Orquestra O.m.e.ga. -Orquesta de Música Espontánea de Galicia- a lo largo del año 2008.
Esta primera formación del Comando Delta está integrada voluntariamente por la mitad de los miembros de la Omega y nace como respuesta a una necesidad de ser mas ágiles y operativos a la hora de promover y desarrollar por sorpresa acciones sonoras en el marco social cotidiano o de trabajar conjuntamente para actuar en colaboración con otros artistas provinientes de otras disciplinas musicales no directamente relacionadas con la improvisación libre.
La idea fundamental gravita sobre un concepto de intercambio permanente, estimulante y productivo, abierto y mutuo, a la búsqueda de un punto de encuentro entre la libertad de la música improvisada creada por los miembros del Comando Delta en tiempo real y cualquier otra música caracterizada en general por poseer una forma y lenguaje musical más cerrada, definida y previsible.

Comando Delta+Germán Coppini

Esta primera versión del Comando Delta viene integrada por once músicos improvisadores que participarán junto con Germán Coppini en una deconstrucción de canciones míticas del grupo vigués Golpes Bajos centrándose en un objetivo doble. Por una parte, se trata de conseguir nuevas versiones de viejos temas para darles un nuevo aire y resituarlas lejos de su intención inicial y de las sonoridades electrónicas tan características de los años 80.
Por otra parte, la propuesta se ve enriquecida por la inclusión en la receta de paisajes sonoros improvisadas bien representativas y características del Comando Delta y de la O.m.e.ga, para ser mezcladas con los temas de Germán Coppini a lo largo de todo el concierto de presentación del proyecto,que tendrá lugar como despedida y cierre de la celebración de la Semana de Poesía Salvaje en Ferrol. Integrantes: MIG, Guitarra eléctrica, Quique Otero; Teclados, Madammecell; Piano, Pablo Pérez; Contrabajo, Patxi Valera; Batería; Chefa Alonso, Saxo soprano; Pablo Sax, Saxo tenor; Fernando Abreu, clarinete, clarinete bajo; Ariel Ninas, Zanfona; María Move, Voz; POP, voz, objetos sonoros.

Carlos Oroza

Carlos Oroza nació en Viveiro en 1933. Es conocido principalmente por la interpretación y performance de su propia obra. Una obra frecuentemente reescrita y basada en poemas de versos libres con un gran predominio del ritmo. Su poesía está hecha para ser escuchada a tenor de las propias palabras de Oroza que se declara a favor de la oralidad y considera a los libros como “cementerios de signos”. En los años setenta se hacía famoso en los ambientes literario-poéticos gracias a la realización de múltiples recitales por toda España adscritos en forma y contenido a los de la Generación Beat. En los sesenta fundaba junto a Víctor Lizárraga y Victoria Paniagua, la revista Tropos. En Nueva York le otorgan el premio internacional de Poesía Urderground. Después de vivir en Madrid, Ibiza y EE.UU. fija su residencia en Vigo.
poesiasalvaxe

Read Full Post »

una fosil melodia estemece el corazon del mundo,
suena a abundanci con una cosecha de muerte
y un silencio tupido
faena rabia e impotenci,
Las manos han sido sustituidas
por alarmas al rojo vivo
Tengo la certeza de la bendita mala suerte
y se que todos aprendemos a encender hogueras
Los escaparates huelen a insomnio
Y hasta los arboles acorralados o veloces,
esperan oir las voces que labran esperanza y resistencia.
No hagamos por mas tiempo
la necedad de seguir parpadeando entre los parpados
de la rabia
Salgamos hasta las esquinas
donde hasta el Mar
cultiva municion tierna y verbos en rama
como siempre

Read Full Post »

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

otoño adora el sexo de la lumbre

otoño adora el sexo de la lumbre

las cosas de cocinar

cuelgan como promesas

de xantares que murmuran

hay tiempo para todo

cuando el frio acampa

y las lumbres comestibles

se maceran entre las manos

de noviembre, calmo arbodio

mostos de luz envuelta

suenan bayas y huellas

los animales peludos

rebuscan hasta sacar las  raices

de una melancolica pausa:

es el dia un herbolario repleto

de ojos buscando leña,

buscando tumbas encendidas

arboles antiguos e imparables.

Los frrutos armados

se ofrecen a la paciencia de los labios

y un lenguaje mimetico

plagia la danza de la muerte.

Read Full Post »

el barco ebrio

Mientras descendía por Ríos impasibles,
Sentí que los remolcadores dejaban de guiarme:
Los Pieles Rojas gritones los tomaron por blancos,
Clavándolos desnudos en postes de colores.

No me importaba el cargamento,
Fuera trigo flamenco o algodón inglés.
Cuando terminó el lío de los remolcadores,
Los Ríos me dejaron descender donde quisiera.

En los furiosos chapoteos de las mareas,
Yo, el otro invierno, más sordo que los cerebros de los niños,
¡Corrí! Y las Penínsulas desamarradas
Jamás han tolerado juicio más triunfal.

La tempestad bendijo mis desvelos marítimos.
Más liviano que un corcho dancé sobre las olas
Llamadas eternas arrolladoras de víctimas,
¡Diez noches, sin extrañar el ojo idiota de los faros!

Más dulce que a los niños las manzanas ácidas,
El agua verde penetró mi casco de abeto
Y las manchas de vinos azules y de vómitos
Me lavó, dispersando mi timón y mi ancla.

Y desde entonces, me bañé en el Poema
De la Mar, lleno de estrellas, y latescente,
Devorando los azules verdosos; donde, flotando
Pálido y satisfecho, un ahogado pensativo desciende;

¡Donde, tiñiendo de un golpe las azulidades, delirios
Y ritmos lentos bajo los destellos del día,
Más fuertes que el alcohol, más amplios que nuestras liras,
Fermentaban las amargas rojeces del amor!

Yo sé de los cielos que estallan en rayos, y de las trombas
Y de las resacas y de las corrientes:
¡Yo sé de la tarde, Del Alba exaltada como un pueblo de palomas,
Y he visto alguna vez, eso que el hombre ha creído ver!

¡Yo he visto el sol caído, manchado de místicos horrores.
Iluminando los largos flecos violetas,
Parecidas a los actores de dramas muy antiguos
Las olas meciendo a lo lejos sus temblores de moaré!

¡Yo soñé la noche verde de las nieves deslumbrantes,
Besos que suben de los ojos de los mares con lentitud,
La circulación de las savias inauditas,
Y el despertar amarillo y azul de los fósforos cantores!

¡Yo seguí, durante meses, imitando a los ganados
Enloquecidos, las olas en el asalto de los arrecifes,
Sin pensar que los pies luminosos de las Marías
Pudiesen frenar el morro de los Océanos asmáticos!

¡Yo embestí, sabed, las increíbles Floridas
Mezclando las flores de los ojos de las panteras con la piel
De los hombres! ¡Los arcos iris tendidos como riendas
Bajo el horizonte de los mares, en los glaucos rebaños!

¡Yo he visto fermentar los enormes pantanos, trampas
En las que se pudre en los juncos todo un Leviatán;
Los derrumbes de las aguas en medio de la calma,
Y las lejanías abismales caer en cataratas!

¡Glaciares, soles de plata, olas perladas, cielos de brasas!
Naufragios odiosos en el fondo de golfos oscuros
Donde serpientes gigantes devoradas por alimañas
Caen, de los árboles torcidos, con negros perfumes!

Yo hubiera querido enseñar a los niños esos dorados
De la ola azul, los peces de oro, los peces cantores.
-Las espumas de las flores han bendecido mis vagabundeos
Y vientos inefables me dieron sus alas por un momento.

A veces, mártir cansada de polos y de zonas,
La Mar cuyo sollozo hizo mi balanceo más dulce
Elevó hacia mí sus flores de sombra de ventosas amarillas
Y yo permanecía, al igual que una mujer, de rodillas…

Casi isla, quitando de mis bordas las querellas
Y los excrementos de los pájaros cantores de ojos rubios.
¡Y yo bogué, mientras atravesando mis frágiles cordajes
Los ahogados descendían a dormir, reculando!

O yo, barco perdido bajo los cabellos de las algas,
Arrojado por el huracán contra el éter sin pájaros,
Yo, a quien los Monitores y los veleros del Hansa
No hubieran salvado la carcasa borracha de agua;

Libre, humeante, montado de brumas violetas,
Yo, que agujereaba el cielo rojeante como una pared
Que lleva, confitura exquisita para los buenos poetas,
Líquenes de sol y flemas de azur;

Yo que corría, manchado de lúnulas eléctricas,
Tabla loca, escoltada por hipocampos negros,
Cuando los julios hacían caer a golpes de bastón
Los cielos ultramarinos de las ardientes tolvas;

¡Yo que temblaba, sintiendo gemir a cincuenta leguas
El celo de los Behemots y los Maelstroms espesos,
Eterno hilandero de las inmovilidades azules,
Yo extraño la Europa de los viejos parapetos!

¡Yo he visto los archipiélagos siderales! y las islas
Donde los cielos delirantes están abiertos al viajero:
-¿Es en estas noches sin fondo en las que te duermes y te exilas,
Millón de pájaros de oro, oh Vigor futuro?

¡Pero, de verdad, yo lloré demasiado! Las Albas son desoladoras.
Toda luna es atroz y todo sol amargo:
El acre amor me ha hinchado de torpezas embriagadoras.
¡Oh que mi quilla estalle! ¡Oh que yo me hunda en la mar!

Si yo deseo un agua de Europa, es el charco
Negro y frío donde, en el crepúsculo embalsamado
Un niño en cuclillas colmado de tristezas, suelta
Un barco frágil como una mariposa de mayo.

Yo no puedo más, bañado por vuestras languideces, oh olas,
Arrancar su estela a los portadores de algodones,
Ni atravesar el orgullo de las banderas y estandartes,
Ni nadar bajo los ojos horribles de los pontones.
la nave va

Read Full Post »

Older Posts »